lunes, 26 de septiembre de 2016

Google Trips, otra vuelta de tuerca

Cero privacidad para tan poco contenido


En inglés, la palabra "Trip" significa viaje pero también tropezón. Ha debido ser por esta acepción que los aburridos informáticos de Google se han sacado una aplicación que aparte de fisgar en tu correo electrónico, sirve para poco más. Lo de fisgar en tu correo no es nuevo y el buscador lo hace constantemente aunque sin identificar al usuario. O al manos eso dicen.

Ahora construye unas guías del todo previsibles en base a tu correo electrónico, como esos folletos inodoros, incoloros e insípidos que te dan en cualquier oficina de turismo, que no sirven ni para envolver el bocadillo, con itinerarios trillados, atracciones para guiris, bares y restaurantes de menú turístico y con un apartado dedicado a las reservas de hoteles y vuelos en base al buscador. 

Y lo hace con tus viajes pasados y los previstos que se pueden descargar para no tener que tirar de roaming en el extranjero. Otro tropezón pues para el viajero incauto y poco celoso de tu intimidad. De lo que queda de ella.

O sea que nada nuevo bajo el sol, eso sí agrupando sus servicios en la nueva aplicación y buceando impúdicamente en lo que creemos nuestro correo privado.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Tras el verano, las fotos

Los viernes, un poco de relax

Rough Guides escoge sus 20 finalistas


La editorial que mejor ha representado el espíritu inglés de viaje, heredero, eso sí, de sus marchitos sueños imperiales, pero elegante y teñido de cierto espíritu hippie, escoge los 20 finalistas de sus concurso de fotografía viajera.

Muchos personajes mirando a cámara, pocos animales, algunas ceremonias todas del todo supérfluas y algunas imágenes extraidas directamente del sueño.



miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ryanair y su peculiar sentido del humor

Lanzan la aplicación valorar mi (espantoso) vuelo

Lanza la aplicación "Valorar mi (espantoso) vuelo"


En una nueva muestra del sentido del humor de su simpático y jovial CEO Michael O'Leary, la aerolínea número uno en Europa (en acarrear pasajeros), ha lanzado una aplicación para valorar mi vuelo y poder blasfemar y abjurar de repetir la experiencia hasta en siete lenguas diferentes.

Según explican en su web el servicio ‘Valorar mi vuelo’ de Ryanair ofrece a los clientes la oportunidad de puntuar su experiencia al completo, desde el proceso de embarque o la amabilidad de la tripulación, hasta el servicio a bordo y la variedad de comidas y bebidas. Todo ello a través de un sistema de puntuación de cinco estrellas, para permitirá valorar desde ‘muy bueno’ (5) a ‘muy malo’ (1).

Sin embargo han olvidado algunas categorías como espantoso, insoportable, inolvidable y una p... m... así como maldecir la publicidad constante, el bombardeo a través de la megafonía, las condiciones abusivas de facturación de equipaje, el precio de las bebidas, las interminables esperas, los borrachos a bordo, los precios de elección de asientos...

Todo ello hace que volar en Ryanair sea recordar los felices tiempos del autobús a Cadalso de los Vidrios, 85 kilómetros, 3 horas, simpáticas viejecitas comiendo bocadillos de sardinas, ventanillas bajadas, niños vomitando y otras delicias que añoramos con alegría siempre que nos vemos obligados a viajar con O'Leary..

lunes, 19 de septiembre de 2016

O'Leary el payaso ultra low cost

Ryanair, ultra low cost

Ryanair pide a los hoteles contención de precios


El irlandés más incontinente y uno de los más ricos de la isla, el CEO de Ryanair, quiere llenar España de turismo low cost y exige a los hoteles que frenen la escalada de precios que llevan protagonizando desde finales de 2015, con unas subidas que rondan el 25% para el año que viene.

Máxime cuando la aerolínea pretende trasnportar a la mitad del turismo que entra y sale del país y bajar sus precios, en base a la previsible bajada del queroseno, en torno a un 10%.

Es decir, más turistas ultra low cost debido a la masificación producida por un cóctel imbatible: billetes baratos más habitaciones de saldo y en negro.

El gasto por turista en julio de este año ha caído un 2,09% hasta situarse en los 1.72 euros por visitante según Egatur y el INE y la estancia también se redujo 0,6 días sobre la media hasta alcanzar los 8, 3 días.

Es decir más turismo insostenible, más monocultivo hostelero, menos empatía con el turismo masivo e invasivo.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Masaan, Vanarasi y las piras

Vanarasi, ciudad oscura
Los viernes un poco de relax

Hacerse un cine, visitar una oscura ciudad sagrada


Una buena película sobre la India y las ciudades sagradas del mundo, La Meca, Jerusalén, Roma, Las Vegas... pozos de superstición e hipocresía.

Una historia sencilla y sincera,  antiBollywood, para reflexionar sobre los fundamentalismos y disfrutar sin caer en el horterismo lavapiesino             Leer más...

Y bonus track, el relato Vanarasi, ciudad oscura





jueves, 15 de septiembre de 2016

Marsans, el concursazo

Caso Marsans, chapuza, despedida y cierre

Chapuza, despedida y cierre


La jueza quiere dar por finalizado el concurso de Marsans y no deja a nadie contento. Bueno, sí, a los concursantes, es decir al equipo que ha llevado la administración que se lleva todo el dinero de una actuación más que sospechosa, de negligencia al menos.

Hasta Hacienda se echa las manos a la cabeza porque sólo cobrará 7665 euros, mientras que los administradores concursales se apalancan unos cuatro millones. Tambien otros grandes acreedores como Meliá, AC Hoteles y Accor  se oponen a la conclusión por el grave prejuicio a sus intereses de grandes deudores de los G&G, Gerardo y Gonzalo.

Hacienda también se queja de que los peritos no hubieran hecho copias del sistema informático y de haber averiado el SAP de la empresa, según informa Voz Pópuli.

Mientras el ladrón de patrones, Diaz Ferrán sigue en la cárcel pero acaricia ya la idea de salir, en tercer grado al menos. Tiene grandes padrinos... y una buena madrina, -no, no es su clon Rita Barberá- que también  apoyó a Mario Conde y a Carlos Fabra para que salieran lo antes posible de la cárcel.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Hoteles sin ruido... en España

Ruido en España

El segundo país más ruidoso del mundo


Los hoteles españoles van a inaugurar un sistema que les acredite con un Certificado de Calidad Acústica, AQH, avalado por el Instituto Tecnológico Hotelero como Establecimientos Libres de Ruido en un país que ya cuenta con vagones silenciosos en Renfe que casi nadie respeta mientras los interventores de tren ante las quejas de los usuarios se limitan a señalar que hay hojas de reclamaciones en las estaciones.

Madrid soporta niveles de ruido superiores a los 65 decibelios recomendados como tope máximo según la UE, por ejemplo en zonas como Castellana y Atocha según Juristas contra el ruido.

En un país que tras Japón es el más ruidoso del mundo, sin duda es una ventaja estratégica poder ofrecer una habitación lejos del botellón, las verbenas del pueblo, las motos de los jovenzuelos y no tan jóvenes, el fragor del tráfico, la cohetería, las televisiones basura y los discursos de los politicos... sin duda una contaminación de las más dañinas para la salud mental y física.

Pero como sucede a menudo como marca España, no solo hay que obtener el certificado, también hay que respetarlo posteriormente. Es decir, la siempre pendiente tarea del mantenimiento.

lunes, 12 de septiembre de 2016

La borrachera de los 72 (1)

2016 el éxito de los 72

2016 pasará a la historia por su resaca


España acaricia con los dedos la cifra histórica de los 72 millones de turistas en 2016. Se trata de la mayor cifra del mundo si la comparamos con su número de habitantes. España con 46 millones recibirá este año 72 millones de guiris. Estados Unidos con 321 millones recibió 70 millones y Francia con 67 millones de habitantes recibió 85 millones de turistas en 2013.

Es decir, España tiene una tasa de 1,5 turistas por habitante, Francia, 1,26 y EE.UU. de sólo 0,21. Y hay que tener en cuenta que el 90% de los turistas que visitan España lo hacen en Cataluña, Valencia, Baleares, Andalucía y Canarias.

Desde lo más alto del podio se padece algo de vértigo por mucho que se reconozca que es un año atípico respaldado por el yihadismo suní que ha vaciado competidores de la orilla sur del Mediterráneo, Egipto, Túnez, Turquía y claro, Francia.

Eso suele producir declaraciones enfebrecidas de éxito, y los hoteleros, jubilosos por unas ganancias motivadas por sueldos de risa con unas condiciones semi feudales, 90% de contratación temporal, horas extras sin pagar, salarios por negro, mano de obra abundante procedente de la emigración, paro estructural del 20%, control del 11% del PIB español... disparatan. 

Como Simeone, Helena Burstedt, socia de Transaction Real Estate de EY, matiza en El País. "Los hoteleros han sufrido mucho", afirma. "Los hoteles vacacionales están viviendo un gran momento, pero, como siempre, hay que ir destino a destino".  "Hay que tener en cuenta que Barcelona tiene un precio medio de 125 euros por noche, inferior al de otras grandes capitales europeas comparables", señala Jordi Clos, presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona. ¿Comparables? ¿En nivel de vida y servicios quizá?

Aunque a veces acierten, como señala Gutiérrez Uriarte "Algunos desaprensivos lo llaman economía colaborativa", sigue Clos.  "Es un magnífico negocio para sus socios, que han conseguido que aceptemos una propuesta inicialmente ilegal y que además ahora se la legalicemos", señala sobre AirBnB y similares Alberto Gutiérrez Uriarte, director desde hace más de 15 años del bilbaíno Hotel Carlton y presidente de la Asociación Española de Directores de Hotel. 

Pero la operación de mayor mérito anual se la lleva Madrid, la ciudad más sucia de Europa gracias a su inefable ayuntamiento de incompetentes totales que ha conseguido que los turistas paseen por calles atestadas de basura, buscando eso sí, la estatua al soldado republicano.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Más concentración en el emisor

Barcelaí

Barceló compra Catai


Gabriel Subías, el ex Orizonia que fracasó con ese grupo y con su marca insignia Kirunna, se ha salido al fin con la suya y compra el icono español de los viajes de lujo de Matilde Torres y familia, Catai, que marcó un antes y un después en la tour operación emisora española.

Se unirá al grupo de tour operadores en la órbita Barceló, Quelónea, Jolidey, laCuartaIsla, LePlan, LeSki, Jotelclick y Special Tours, siguiendo así la tendencia a la concentración de mega grupos europeos como Tui o Thomas Cook. No mueven las mismas cantidades de personas, pero sí lo hacen en condiciones de semi monopolios.

Una mala noticia sin duda para el sector.

Goa entre La Manga y Magaluf

Paraísos perdidos
Los viernes, un poco de relax

Paraísos perdidos


Hace muchos años era un paraíso donde recalaban los hippies después de bajar por tierra hasta Pakistán y Nepal, para dejarse arrullar por las olas de un mar batido pero no agitado, exactamente al contrario que los Martinis del 007, que nunca hubiera parado por allí.

Solo había que tener cuidado con las amebas y con los vendedores de artesanías de la playa: con el chorizo trucho de reminiscencias portuguesas, y con no abusar del motor rickshaw en trayectos desde  Panaji o el aeropuerto a las playas que te metían un chute de gasoil en el alma.

Luego llegaron las primeras avanzadillas de occidentales cansados de los ashrams austeros y la vida disciplinada del yoga de tierra adentro.

Y finalmente llegaron los rusos, una especie turística especialmente depredadora, de dinero fácil y educación y caprichos de nuevos ricos. Y tras la fiebre llega la resaca. 

Ahora es un paraíso perdido por la masificación, el turismo insostenible y el ansia india de hacerse ricos, solo superada por los chinos en los engendros construidos en Vietnam, por ejemplo al filo de la bahía de Ha Long, en el norte.

Basura, plástico, aguas fecales, inseguridad, asaltos, falta de alcantarillado, construcción masiva, casinos flotantes... así lo describen en The Guardian una pareja mixta que ha huido  tras años de vivir en Goa.

O sea, como la Manga del Mar Fecal pero con yoga. Y donde las medusas son sustituidas por las bolsas de plástico. O como en Magaluf sustituyendo los ingleses macarras por rusos mafiosos

Ese parece ser el imparable futuro de las costas turísticas si no lo impedimos. Si no nos rendimos al mantra falso de la creación de puestos de trabajo de ínfima calidad que enarbolan los grandes tour operadores y sus corifeos en los medios.