lunes, 29 de agosto de 2016

El Corte Inglés da por cerrada la crisis

Viajes El Corte Inglés sigue líder

La agencia sigue tirando del carro


Ni los conflictos en el seno de la "familia" y del consejo, ni la controvertida entrada de Dimas al frente de la compañía, ni las tormentas financieras que se desencadenaron durante la crisis que le hizo vender su financiera al Santander y poner en peligro varios centros y sus inmuebles, en particular el de San Chinorri, -perdón Chinarro-, han podido evitar el resurgimiento de los abultados beneficios para el grupo a cuya cabeza figura Viajes El Corte Inglés.

La agencia ganó 38,12 millones de euros, un 2% más que el año anterior, y facturó 2436 millones, un 3,7% más aunque su margen bruto operativo se estrechó. Es decir tuvo que vender más para aumentar sus beneficios y con márgenes más estrechos. La guerra de los descuentos y el last minute sigue imponiendo su ley en el sector. Dobla en facturación al segundo, Globalia, y triplica al tercero B the travel braaaaaaaaaaand.

La compañía facturó 14.592 millones y disparó su beneficio de explotación por encima de los 295 millones de euros.

viernes, 26 de agosto de 2016

100 años de parques USA, el otro lado de la luna

100 años de parques USA
Los viernes, un poco de relax

Diez joyas escondidas al abrigo de las multitudes


Hace cien años que se fundaron una de las instituciones clave en los Estados Unidos, los parques nacionales. Abiertos a todos, enormes, cuidados, de una abrumadora belleza... no parecen una institución típica del país ultraliberal donde proliferan los payasos siniestros  como Trump y las matanzas a manos de descerebrados armados hasta los dientes, ya sea en su propio país o en el extranjero y vestidos de militares.

Son 412 zonas, 300.000 kilómetros cuadrados y reciben más de trescientos millones de visitas al año. Algunos están habitados por sus primitivos habitantes, los indios nativos de América del Norte, en otros se les confinó en reservas en sus bordes, lo que les condujo a situaciones de miseria, en las que todavía viven.
Cien años de parques USA

Todos conocemos, personalmente, por el cine o por la literatura los más famosos, Yellowstone, Yosemite, El Gran Cañón, Arches, Sequoya, Monument Valley, el oso Yogui, John Wayne cabalgando en Centauros del desierto... pero The Guardian nos presenta diez parques pequeños, poco conocidos y menos frecuentados.


He aquí el resumen:

1.-Katmai national park, Alaska


2.-Gates of the Arctic national park and preserve, Alaska


3.-North Cascades national park, Washington state


4.-Great Basin national park, Nevada


5.-Black Canyon of the Gunnison national park, Colorado


6.-Organ Pipe Cactus national monument, Arizona


7.-Isle Royale national park, Michigan


8.-Congaree national park, South Carolina


9.-Dry Tortugas national park, Florida


10.-National Park of American Samoa

¡Feliz Cumpleaños!

Cien años de parques USA


miércoles, 24 de agosto de 2016

La mafia va al paraíso

La inseguridad llega al Caribe Mexicano

La inseguridad llega al Caribe mexicano


Según publicaba el New York Times la inseguridad jurídica, la violencia y la corrupción están llegando a uno de los ámbitos sagrados del país: el turismo de su Caribe.

Existe una pléyade de hoteleros chic, de esos que montan hoteles boutique y que tanto han proliferado en Costa Rica, con sus establecimientos pequeños, sostenibles, ecológicos y con especial atención al relax y la gastronomía, que se han encontrado de repente con una tropa de paramilitares que les estaban echando de sus hoteles a la brava pero con mandamiento judicial.

Desahucios en TulumLa historia viene de la dudosa legalidad con que los ejidatarios, propietarios de tierras comunales repartidas por Lázaro Cárdenas en la revolución agraria de los años 30, han alquilado estas a los hoteleros, sobre todo a los que pueblan la paradisiaca franja costera de Tulum, la joya de la Riviera Maya.

Al parecer hay una mafia procedente del norte de la República que han puesto en entredicho sin ningún tipo de pruebas ni escrituras la propiedad de esos predios y mediante "mordidas" y chantajes "plomo o plata" han forzado a determinados jueces a fallar en su favor y proceder a los desahucios que se hacen siempre de noche, por paramilitares armados y con amenazas.

Los dueños, entre ellos los del famoso hotel Coqui Coqui, cerrado temporalmente por estos hechos, están batallando para recuperar sus derechos de uso. Con pocos resultados por el momento. Hay diecisiete propiedades que siguen en poder los paramilitares en este momento.

Algunas embajadas también han tomado cartas en el asunto así como varios periodistas mexicanos especializados en este tipo de extorsiones y que a menudo arriesgan sus vidas para darlas a conocer.

Y a todo esto, hay que añadir que en España este año han bajado sustancialmente las ventas al Caribe, especialmente al mexicano. Y es que Curro ha recuperados sus esencias más rancias. Ha vuelto a Benidorm y La Manga.

lunes, 22 de agosto de 2016

La Manga ahora fecal

La Manga ahora fecal

El charco interior rebosa


Los pueblos turístico de costa revientan de turistas y veraneantes y las infraestructuras no dan más de sí: cortes de luz y de agua, caída de la red de telefonía móvil, rotura de colectores y emisarios marinos, malos olores...

Es el precio de los 70 millones de guiris y los otros millones de veraneantes que dan por terminada la crisis o están más que hartos de quedarse en unas ciudades invivibles en verano.

Pero La Manga es caso aparte, uno de los primeros resorts creados por el franquismo más casposo, donde la contaminación y las consiguientes invasiones de medusas han convertido el charco interior en una trampa para incautos y amenaza el turismo de tercera categoría de años venideros.

Pero es que además, el pasado sábado la rotura de una tubería de aguas negras provocó una inundación de agua fecales en la Gran Vía de la Manga y constantes llamadas de vecinos protestando por el olor y la tardanza municipal en solucionar el engendro.

El colector había reventado por sobrecarga, según los técnicos. Más nivel de agua para su laguna interior. Fecal.

viernes, 19 de agosto de 2016

Ana Botella triunfa como clown en la OMT

Ana Botella triunfa como clown en la OMT
Los viernes, un poquito de humor

Don de lenguas, fijación con los spas, olimpismo...


El secretario general perpetuo de la Organización Mundial de Turismo, Taleb Rifai, se felicita por haber contratado a la esposa del líder de las Azores y alcaldesa no electa de Madrid en una entrevista que publica hoy El País y que más parecen extraidas de El Mundo Today

En ella, anima a visitar los países más castigados por el yihadismo y a hacer como si no pasara nada tras los atentados masivos; afirma que la subida de turistas en España este año no tiene nada que ver con la inseguridad del Meditérraneo, que te pueden atracar incluso en la sede de la OMT (lo que en términos figurados es casi imposible de evitar); que no hay que avisar al público de los peligros de un país y que la propia Barcelona tiene la culpa de la invasión turística y la masificación porque hay que ampliar los destinos. Por ejemplo derivando los cruceros a Marina D'Or.

No se descarta su afición por el anís Machaquito o por las sustancias psicotrópicas ligeras.

Al parecer Ana Botella está preparando un encuentro de la red de alcaldes ninja de ciudades turísticas, enteramente en inglés, para promocionar ciudades olímpicas (ver vídeo).

Como diría Gila trabajar, no trabaja, pero ¡¡lo que nos reímos con ella!!



El Everest petao

Los viernes, un poco de relax

No solo La Manga revienta de turistas cutres (y medusas)


La revista National Geographic España publica un reportaje repleto de impactantes fotos del pico más alto de la Tierra repleto de escaladores todo a 60.000 dólares que es lo que viene a costar hacer cumbre.

Como dice un sherpa (Rivera no, otro de esos que ayudan a llegar a la cumbre a cualquiera que le pague) ahora mismo el mayor problema y enemigo de los escaladores himalayistas son... los otros escaladores.

Por lo tanto, el fenómeno de la masificación no solo se produce en un Mar Menor orgíastico de medusas y jubiletas. El que no se consuela es porque no quiere. Mejorando lo presente...

jueves, 18 de agosto de 2016

BCN, la maldición olímpica

Problemas para una súper alcaldesa

Problemas para una (súper) alcaldesa 


Ya nadie se acuerda de aquella ciudad sucia que daba cobijo a la VI Flota americana, cuyos marineros rubios como la cerveza arrasaban en su desembarco un barrio que se llamaba El Chino y ahora púdicamente y del todo políticamente correcto, Raval. Nadie recuerda el Arco del Teatro y sus anises de madrugada, los periquitos de las Ramblas y los primeros travestís de la rancia España.

Pero llegó el año de todos los fastos, 1992, y la ciudad se puso manos a la obra para adecentarse, limpiarse de malas famas, realizar obras de infraestructuras y atraer el turismo, turismo, turismo.

Y lo hizo de la mano de un señor franquista hasta las cachas que había llevado con chulería el uniforme de Falange y ahora presidía el COI, con aire de senador romano . El triunfo fue apoteósico. 

Samaranch, el señor de los anillosTanto que llega hasta nuestros días en que el turismo invade la ciudad por tierra, -está cerca de una frontera-, mar -tiene un puerto que no da abasto con los cruceros-, y aire -merced a las compañías low cost que vomitan miles de turistas baratos al día-. 

Muchos barceloneses ya no bajan de la plaza de Catalunya hacia el mar, territorio vedado, trufado de carteristas, argentinos haciendo de estatuas vivientes, descuideros, manteros, celebrantes de despedidas de solteros y solteras, borrachuzos, botelloneros... y guiris, miles de guiris, en medio de una borrachera apoteósica de merchandising kitch.

Pero con las invasiones bárbaras llegaron los problemas: la invasión mantera de inmigrantes ilegales, los desembarcos salvajes de miles de cruceristas con síndrome de abstinencia, los pisos de la mal llamada economía colaborativa donde las grandes empresas multinacionales como AirBnB y Home Away hacen su agosto de la mano de propietarios que tienen decenas de pisos comprados a precio de ganga en el Raval, el Gotic y la Barceloneta y están echando a sus moradores genuinos.

Y en eso llegó Colau, la activista anti hipotecas que escaló desde su ONG hasta la alcaldía de la segunda ciudad ibérica. Y chocó directamente con los intereses turísticos del aluvión, implementó una moratoria hotelera, se enfrentó decididamente aunque sin recursos a los piseros "colaborativos" y sus cuarteles generales; plantó cara a los hosteleros terracistas y metió la pata con su permisividad frente a los vendedores ilegales que atrajo miles de manteros hasta inundar las calles del puerto.

Barcelona está en una encrucijada, pero al contrario que Madrid donde los Podemitas y su mascarón de proa, la alcaldesa Carmena tienen contados los días y se da por hecho que no repetirán, en Barcelona Colau y sus huestes, aunque sin mayoría ven crecer sus apoyos e influencia al margen de Iglesias y sus errores.
Una súper alcaldesa en apuros

España y Cataluña, estelada o no, tienen que replantearse el turismo barato e insostenible, un modelo que se tambalea en estos días con los 70 millones de extranjeros. Pero no lo va a tener fácil porque hay muchos intereses en juego, poderosas fuerzas que no están dispuestas a ceder un palmo y una razón que triunfa por encima de todas: el turismo supera ya el 11% del PIB y no tiene alternativa en el reparto económico que han hecho la Merkel y sus huestes germánicas. Un reto díficil para la super heroína anti desahucios. 

Pero una realidad, el desgaste y la depredación del turismo low cost, a la que tendrá que enfrentarse incluso el primo de Rajoy, ese que negaba el cambio climático. 

Porque como ha dicho recientemente la alcaldesa de Palma en funciones, Aurora Jhardy, hasta los propios turistas van a acabar hartos del turismo masivo. Y van a proliferar los numeros clausus para acceder a determinados sitios, por ejemplo la playa de las Catedrales, y las tasas turísticas, siendo Donosti la última en implantarla.

Pero la historia reciente de la ciudad deja una pregunta en el aire: ¿las Olimpiadas son a largo plazo positivas o negativas? Como diría un gallego, depende. Río 2016 se va a hundir como una piedra y Londres 2012 se traga casi cualquier cosa. Incluso el Brexit.

martes, 16 de agosto de 2016

UE: Visite nuestro bar

España revienta por las costuras

España revienta por las costuras


Rajoy y el extraño deporte
Esta vez ha sido la teniente de alcalde de Palma, alcaldesa en funciones, la que ha dicho basta. La isla de Mallorca y el archipiélago parece el camarote de los Hermanos Marx y "la presión humana dificulta la vida a los residentes, pero también la de los propios turistas".


La combinación letal del fundamentalismo islámico en Turquía después del autogolpe del sultán Erdogan, y el miedo generalizado a la violencia y los atentados en Egipto, Túnez, Marruecos, y la orilla sur del Meditérraneo, pero también en Francia, han abarrotado las playas de las costas españolas donde comienzan a reverdecer los brotes de la especulación inmobiliaria salvaje y los precios de los alquileres veraniegos han subido en más de un 50% respecto al comienzo de la crisis.

Por otra parte el coste cada vez más barato de la mano de obra, plagada de inmigrantes con nula formación en bares y hoteles, donde impera la ley de la selva, -en Andalucía el 99% de los contratos son temporales con una media de 50 días-, junto con una subida de precio en hoteles que ronda el 18% en las costas, componen los trazos más gruesos de la tormenta perfecta que rozará con creces los 70 millones de visitantes.

Eso sí, cada año los turistas gastan menos y se quedan menos días. Concretamente este año el gasto ha caído un 3% hasta los 997 euros por persona según el INE. Y la duración del viaje ha bajado un 4,56% con una media de 8 días por guiri.

Mientras el turismo low cost arrasa... literalmente. En Madrid las despedidas de solteros que han catapultado las películas de la saga Resacón ha conseguido que hasta la Asociación de Agencias de Viaje AEMAF haya pedido regular - la palabra maldita de Esperanza Aguirre y sus compinches-, esta estúpida actividad que precede a otra también de pocas luces como es casarse y  que tiene soliviantados a los vecinos del barrio de Latina en Madrid.

El ambigú europeo exhibe mientras tanto su imagen más chusca del verano: Rajoy practicando una extraña actividad, andar deprisa, sin tropezar y sin leer el Marca, con ropas de todo a cien.

¿Resistiremos tanta caspa?

domingo, 14 de agosto de 2016

La burbuja del surf se hincha

La maldición de las olas cántabras

La maldición de las olas cántabras


Ya se sabe que en este país las cosas son solo blancas o negras. Y que cuando toca burbuja toca delirio hasta sus más amargas consecuencias. Así pasó por ejemplo con la fiebre de la heroína en los ochenta, sobre todo en el País Vasco donde se expandió sospechosamente y de forma masiva entre una juventud radicalizada. Y de la burbuja del ladrillo, que amenaza con resucitar al calor de la invasión turística de los arenales, hablaremos en otra ocasión. Y qué decir de la culinaria, con sus comistrajos, sus chefs de pega catódica y sus comidistas...

Ahora por la misma área pero con carácter lúdico festivo no exento de negocio se extiende como un incendio en el País Vasco la burbuja del surf, alimentada por la moda textil, una imagen californiana de buen rollito y un negocio boyante en torno a las olas, que no deja mucho dinero en otras áreas del Cantábrico, pero que sin embargo va cerrando playas a los bañistas de toda la vida que ya empiezan a protestar.

En la playa de La Zurriola en Donosti ya se producen altercados entre bañistas y los más de trescientos surferos que no dejan la tabla ni a sol ni a sombra. Hay veces en que uno se pregunta si alguna vez duermen, cuando los ves entre el txirimiri de recién amanecida, con la llave de la puerta de su casa o furgoneta tintineando sobre su cuello.

El surf ya deja dinero en San Sebastián, no en otras longitudes donde sus practicantes viajan en furgonetas cutres recordando las Wolsvagen Combis de los ochenta o en tiendas de campaña plantadas en campings o por libre, y comen bocadillos y espaguetis con tomate de bote entre ola y ola.
La Zurriola se hincha

El País cifra el negocio en 13,7 millones de euros al año en la ciudad de la concha perfecta, con 45 empresas dedicadas y 216 personas empleadas en escuelas, tiendas y demás parafernalia surfera. No llega, por supuesto, a lo que genera el turismo bañista, pero apunta maneras.

Por ahora el conflicto se produce por las aguas y las olas, todavía las toallas no tienen que pugnar por la arena con las tablas, pero el concejal del ramo donostiarra ya ha tenido que intervenir para poner paz y regular -la palabra maldita para los neoliberales ansiosos de abandonar el prefijo "neo"- las olas y su disfrute, mientras Colau batalla con el dragón de AirBnB y similares multinacionales también enmascaradas bajo la "economía colaborativa".

Mientras, en las costas del casi todo el Cantábrico, las furgonetas con surfistas o con jubilados dentro, se plantan en cualquier zona a pasar las vacaciones y solo dejan basura y aguas negras.

La burbuja del surf promete batallas en las playas mientras los apartamentos turísticos, otro refugio de surfistas de baja intensidad, aportan también burbujas ya consolidadas que en España proliferan como las setas. A veces verdaderamente venenosas.

domingo, 10 de julio de 2016