domingo, 10 de julio de 2016

viernes, 8 de julio de 2016

No lo fotografíes, píntalo

Sketchers
Los viernes, un poco de relax

Recordando los cuadernos de los primeros viajeros


En esta era de fotografía infinita y de selfies abrumadores que no interesan más que al autor y eso presuntamente, Lonely Planet nos invita a volver a las acuarelas, al lapiz y al papel o, en todo caso, al Sketchpad u otras aplicaciones informáticas de dibujo.

De esa habilidad y de un grupo de personas adictas ha surgido un movimiento de sketchers urbanos que hasta han elaborado un manifiesto en el que, entre otras cosas, abogan por la autenticidad de sus escenas.

Claro que, por ejemplo, hay que tener nervios de acero para ponerse a dibujar en algunas circunstancias, por ejemplo cuando Vueling se toma a pitorreo los derechos de sus clientes, mientras sus directivos se hacen un selfie, pongamos por caso, el día que cobran sus bonus.



dibus

martes, 5 de julio de 2016

Mi cliente me escupe lo normal

Mi cliente me escupe lo normal
Alex Cruz, el ex presidente impertérrito 

Vueling superada, sus directivos impertérritos


Si los directivos de una compañía sufriesen en sus carnes, es decir en sus millonarias remuneraciones, los frutos de su incompetencia, o bien no anunciarían miles de plazas sabiendo que no son capaces de operarlas, o dimitirían de inmediato.

Hoy aparecen trabajadores de los sindicatos de Vueling pidiendo a los indignados clientes de la compañía que no paguen con ellos su bien merecida furia. 

Vueling apenas pone un robot en sus servicios de humillación al cliente o les ofrecen 20 euros para que se callen y no den más la lata. 

Mientras prosiguen las cancelaciones, retrasos y pérdidas de vuelos por parte de sus clientes que ven cómo nadie les hace el menor caso.

AESA publica en su web un texto mediante el que informa que las reclamaciones a Vueling y que si no responde ya veremos.

En un país que vota corruptos y recompensa a los políticos más sinvergüenzas en las zonas donde más se lo han llevado crudo, pensando quizá que también los votantes tienen capacidad de hacer tres cuartos de lo mismo, a nadie debe extrañar que Vueling y sus adláteres haya juzgado esa postura como una bula para hacer lo que le venga en gana.

Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otra media docena...

lunes, 4 de julio de 2016

Barcelona en la senda de Nápoles

La ley del embudo del ayuntamiento 


El ayuntamiento de Barcelona tiene una doble vara de medir según sus intereses políticos. Lleva adelante una campaña de tolerancia cero, son sus propias palabras, contra los apartamentos turísticos desregulados a los que ha amenazado recientemente con multas desde 30.000 a 600.000 euros si siguen anunciando pisos sin licencia para operar como tales. Para ello quiere aplicar a rajatabla la Ley de Turismo de la Generalitat en vez de la del Derecho a la Vivienda. La ley de Turismo contempla sanciones que oscilan entre la cuantía ya señalada en caso de infracciones muy graves, como la reincidencia.

No obstante y pese a las multas impuestas no hay registro alguno de multas efectivamente cobradas.

Y del otro lado del embudo y rozando la prevaricación la alcaldesa de Barcelona tolera y ampara la proliferación de las mafias dedicadas al comercio ilegal de mercancía falsificada, es decir a los manteros, que pueden llegar a los 800 en determinadas zonas céntricas de la ciudad. Después de haber tolerado la proliferación y haberles amparado incluso contra la propia policía municipal, ahora reconoce con cinismo su impotencia ante el fenómeno. Los comerciantes, restauradores y asociaciones de vecinos difundieron un contundente manifiesto que denuncia la “pasividad municipal”, critica el “buenismo ingenuo” de Colau para abordar el problema y amenaza con movilizaciones. Por ahora descartan la insumisión fiscal. 

Conocedores del fenómeno de la ciudad de Nápoles, controlada por la Mafia y con cientos de miles de inmigrantes ilegales vendiendo mercancía falsificada no dejan de denunciar que Barcelona sigue el mismo modelo. El de Nápoles, pero también el de la extinta Pompeya.

Vueling y la marca Cataluña

La ultra low cost estalla en verano

Fomento abre expediente a Vueling


Lo barato acaba saliendo caro, que se lo digan a la aerolínea ultra low cost, la catalana Vueling,  y sobre todo a sus clientes que impotentes por los retrasos, cancelaciones y pérdidas de conexiones se desahogan en Twitter. Es parte de la marca España, como decía esta semana el New York Times acerca del Canal de Panamá y su posible colapso por una conjunción de factores que puede acabar en tragedia.

La razón es sencilla: la planificación de la campaña de este año en que se ha apostado por un número redondo de 400 rutas, no se puede llevar a cabo ni con la plantilla de pilotos actual ni con la flota de la que dispone la compañía.

A eso hay que unir la incompetencia de sus cuadros directivos, un colectivo de pilotos y ATP's hartos de presión y malas condiciones que rozan el trabajo a reglamento, huelgas de controladores en países vecinos, mala planificación y ambición desmedida de su nueva cúpula por cumplir unos objetivos absolutamente desbocados, tras la salida de Alex Cruz, -a quienes muchos responsabilizan de este caos- a British Airways

Resultado, pandemónium en el aeropuerto de El Prat, vuelos suspendidos, retrasos de horas, pérdida de conexiones, vacaciones arruinadas. Y luego la forma de resolver las crisis trufadas de falta de información, prepotencia, etc.

No vale pedir excusas, esto no es Gran Hermano. ¿O sí? Alguien tendría que pedir responsabilidades, pero cómo, si en Barcelona hay una alcaldesa que permite y alienta las mafias de manteros en la ciudad mientras los comerciantes que pagan impuestos se miran atónitos y ese mismo ayuntamiento carga contra los apartamentos turísticos por falta de regulación.

Es la marca Cataluña. Igual de mala que la española, pero con burbujas.

Vueling en El Mundo Today

viernes, 1 de julio de 2016

Viajes de la inocencia

Una escritora gringa en las cortes de la vieja Europa
Los viernes, un poco de relax

Una escritora -gringa- en las cortes de la vieja Europa


La editorial La línea del Horizonte, especializada en viajes más o menos ilustrados, que nace del espíritu de Pilar Rubio, periodista y directora de la librería Altaïr de Madrid ya cerrada, publica un interesante libro de la escritora Edith Warton, famosa por su libro La edad de la inocencia, si es que ese periodo llega alguna vez a existir en el viaje a ninguna parte del ser humano. Quizá hasta que al niño (o niña) le salen dientes, aquellas cinco diminutas ferocidades.

Dice la editorial...
A comienzos del XX el viaje a Europa era un género tan popular como desgastado. Lo que aporta Edith Wharton es ímpetu y gozo, horror a los caminos trillados, una mirada perspicaz y un bagaje intelectual asombroso. Vida, arte y escritura se alían para contrarrestar los angostos interiores de Vieja Nueva York o La edad de la inocencia, su mundo, al que contrapuso la exaltación del horizonte inabarcable. Más información...

Tiempo de verano, tiempo de lecturas.

Del viaje como arte, Edith Warton, Traducción Teresa Gómez Reus, Ana Eiroa y Patricia Fra, Editorial La línea del Horizonte, Madrid 2016, 272 págs, 22 € papel, 7,50 € en digital

miércoles, 29 de junio de 2016

El papelón de Panamá

El New Yor Times predice el fracaso de la ampliación

El New York Times predice el fracaso de la ampliación del Canal


El periódico estadounidense, conocido en todo el mundo por su fiabilidad y su presunta imparcialidad, está envuelto en una verdadera cruzada contra la obra del Canal de Panamá y predice su colapso en base a varias razones en una pieza de investigación en su edición en castellano: El nuevo Canal de Panamá, lo barato sale caro

Una obra concedida en base a un presupuesto falseado para que fuera de "solo" de 3.000 millones de dólares que ha aumentado casi al doble, una práctica que en España conocemos muy bien. Se da el caso de que la constructora es Sacyr Vallehermoso, especialista en obras con problemas, ganadas con apuestas muy bajas para llevarse la concesión, -como la autopista A92 andaluza, hecha con poco dinero-, que luego suelen costar más del doble del presupuesto inicial. El NYT afirma que la empresa española está prácticamente quebrada.

La calidad deficiente del hormigón, que ya muestra filtraciones y que, según varios especialistas, no aguantará por su mala calidad y por la exposición a los terremotos y corrimientos de la zona. El gasto efectuado en el hormigón ha sido un 71% más barato que la segunda oferta, con los consiguientes riesgos sobre su calidad.



La sustitución de las "mulas", máquinas sobre raíles que empujaban y mantenían el rumbo de las naves dentro de las esclusas por remolcadores de mala calidad, comprados en condiciones dudosas de legalidad y que los capitanes que los van a patronear predicen muy peligrosos de manejar dentro de esclusas pequeñas en las que deben guiar monstruos de miles de toneladas y hasta 13.000 contenedores, sobre todo en condiciones de viento o corrientes adversas. Las esclusas deberían medir 100 metros más de largo y 12 más de ancho según el capitán De la Guardia, un veterano de los remolcadores del Canal. 

El periódico afirma que tiene documentos confidenciales que indican que las autoridades del canal compraron los remolcadores por 158 millones de dólares a una empresa que después representó el hijo de Jorge L. Quijano, el administrador del canal.

El gasto desmesurado de agua del lago Gatún que hace que las aguas del Canal no den fondo suficiente para los barcos admitidos en los nuevos pasos. Y las sequías y el Niño pueden agudizar el problema.

Claro que también la investigación del New York Times desprende un tufillo sospechoso a despecho por no haber sido elegida una constructora norteamericana, cierta prepotencia anglosajona y arrogancia típicamente gringa. 

Unos pueden simplemente equivocarse o informar mal a propósito, otros si se equivocan pueden producir una tragedia de dimensiones espectaculares, el tiempo dirá. Pero también sabemos por estas latitudes cómo se las gastan los constructores españoles, devotos de Pepe Gotera y Otilio y de la corrupción rampante, como demuestran los papeles de Panamá. Los otros papeles...

martes, 28 de junio de 2016

El Brexit encarece el queroseno


Bexit encarece el queroseno

Las aerolíneas se niegan a repercutir la bajada


En realidad es un efecto rebote. Las aerolíneas se han negado a repercutir la bajada del precio del petróleo en sus billetes para seguir engordando la caja cuando la Bolsa iba bien, IAG particulamente, cuando todos los analistas y el resto de embaucadores financieros aconsejaban comprar, comprar, comprar.

Ahora con el Brexit, IAG, Ryanair, EasyJet y otras grandes aerolíneas europeas se han desmoronado literalmente en Bolsa, con caídas más espectaculares que Podemos en las elecciones españolas, con desplomes de más del 20% y desde luego no van a bajar los billetes a sus clientes, donde destacan los casposos británicos que quieren desterrar de su isla todo lo que huela a Europa y que atestan las costas españolas con sus borracheras, su turismo cutre y su hooliganismo botellonero.

Según publica Nexotur, Rafael Gallego de CEAV, reconoce que solo Singapore Airlines rebajó sus billetes ante sus requerimientos. El resto ni siquiera contestó. O sea que hacen igual que las multinacionales que venden gasolina a pie de calle, suben inmediatamente que sube el petróleo y no bajan jamás. Tal vez unos céntimos.

lunes, 27 de junio de 2016

El siguiente avión se llamará ...

¡¡¡Estopa!!!!


Primero Los del Río y su inefable Macarena, luego el cantante de color bronce, ¡¡Hey!! y el siguiente Dreamliner se llamará Estopa, en honor al simpático grupo de Cornellá en especial a su álbum, Rumba a lo Desconocido, nos ha filtrado una fuente de nula solvencia pero mucho tronío afincada en Miami.

Y es que las esencias patrias no se pierden nunca.


viernes, 24 de junio de 2016

Diez sitios para aprender yoga en India

Yoga un placebo saludable
Los viernes, un poco de relax (y de yoga)

Yoga un placebo saludable, un viaje inolvidable


The Guardian, el mejor periódico del mundo a juicio de quien firma, nos trae esta vez los diez mejores ashram de la India donde practicar el yoga, una disciplina que en Occidente se ciñe casi exclusivamente a posturas físicas pero que en India incluye mucha meditación, respiración, limpiezas y otras disciplinas que para el no devoto pueden ser tediosas, repetitivas, algo falsarias unas, y tremendamente interesantes otras, sobre todo su medicina tradicional, el ayurveda.

Hay que tener en cuenta que no son hoteles de lujo, aunque haya varios hoteles de lujo que impartan yoga, y que el autor del reportaje original, Deepti Kapoor, ha tenido muy en cuenta la relación calidad precio. También se debe ser consciente de que el sentido del tiempo de la India es muy relajado al entrar en contacto con ellos y que a menudo la limpieza y la comida dejan mucho que desear para los estándares occidentales. Y que no hay cerveza y les encantan repetir mantras como posesos...

Bihar School of Yoga, Munger, Bihar. Auténtico, se trabaja mucho y no solo en los ejercicios, sino también en limpiar patios y letrinas; es muy caluroso en verano. Sólo para auténticos devotos.

Purple Valley, Assagao, Goa El antiguo paraíso hippie surfista de los 80 transformado ahora en resort para rusos, pero que alberga algunos centros de yoga pegaditos al Índico como este, que ofrece buena relación calidad-precio-comodidad.

Exclusivas Ramiro: también damos clase de yoga

Kaivalyadhama Ashram, Lonavala, Maharashtra
Buen clima en una colina, entre Mumbay y Pune; auténtico pero no fundamentalista, dispone de aire acondicionado y alojó al mismísimo Ghandi, el alma pura. 

Al sur de  India y al cargo de un gurú de reconocido prestigio de nombre enrevesado, Krishnamacharya, tiene fama de ser muy estricto y exige un mes completo. Al menos de pago.

Himalayan Iyengar Yoga Centre, Dharamkot, Himachal Pradesh & Arambol, Goa
Otro en Goa. Proporciona aprendizaje para futuros profesores de yoga, algo que se echa en falta por estas latitudes donde cualquier discípulo lejano del vendepeines profesional con nombre de famosa inmobiliaria madrileña, cobra un dineral por sus pretendidas enseñanzas y posturas ancestrales.

Phool Chatti, Rishikesh, Uttarakhand. A orillas del Ganges, imparte cursos de siete días y permite a las parejas dormir juntas y arrimarse. También incluye baños en el contaminado río sagrado, ojo. 

Mysore Mandala, Mysore, Karnataka. Tranquilo, de estándares occidentales sin perder autenticidad, armonioso y bien decorado, también instruye en ayurveda, la medicina tradicional hindú. 

Omkarananda Patanjali Yoga Kendra, Rishikesh, Uttarakhand. También a orillas del Ganges, en Rishikesh, está dirigido por un suizo nacionalizado indio. Se imparten clases diarias sin registro previo y sin ningún tipo de certificación. 
El segundo animal sagrado indio

International Center for Yoga Education and Research, Puducherry, Tamil Nadu. Quizá el más clásico, famoso por su curso inmersivo de seis meses, tremendamente selectivo, con un año previo de clases a distancia antes de poder ser admitido entre los diez afortunados. 

The Yoga House, Mumbai, Maharashtra & Varanasi, Uttar Pradesh. Uno de los más sofisticados, del que los más hipsters pensarán que es poco "autentico", pero con extraordinaria comida vegetariana. Acaba de abrir sucursal en Vanarasi, una de las cinco ciudades sagradas del mundo, junto con La Meca, Jerusalem, Roma y Las Vegas, esta última  en calidad de ciudad sagrada del capitalismo. 

Unas vacaciones diferentes... aunque sin alcohol es difícil llamarlas vacaciones.
Ommmmmmmmmmmm