lunes, 10 de septiembre de 2018

Viajes para pijos con guía colega

Más caros sin guía


Más caros sin guía-colega (como es natural)

Como es natural con Sebastián Álvaro, inefable locutor de Al filo de lo intragable, el viaje es más barato, concretamente 9450 euros por pisotear la Antártida con Sebastián y alrededor de 15.000 euros sin él. Por lo menos. Aguantar la matraca desgrava. Es como facturar en Ryanair, ahorras en el precio pero tiene sus inconvenientes. En el PaisViajes -por cierto poquísimas mujeres entre los expertos, muy mal-,  hay que tomarse los gin tonics verpertinos de ginebra Premium aguantando la charla del guía coleguita enrollado y en Ryanair hay que facturar viendo el vídeo de O'Leary besándose con Hidalgo Junior.

Parece que los viajes ilustrados para hipsters con posibles y Visa Oro, abrasado por periodistas en paro, viajeros desnortados, literatos inéditos, locutores afónicos, gastrónomos de pacotilla y otros guías colegas apasionados de sí mismos, están de moda en El País y los B the Travel Band, ahora que el periodico se ha  convertido al Sanchismo-Populismo en palabra obra y omisión.

Ya sabe, practique la elegancia social de viajar por la Antártida y luego abrasar a sus amistades con las fotos en Instagram. Pero sin guía colega. Aunque cueste más.