miércoles, 19 de septiembre de 2018

El Chollo Paradores

Puerto Lumbreras, jubilaciones y otras hierbas

Puerto Lumbreras, jubilaciones y otras hierbas


El gobierno sanchista ha nombrado nada más entrar por la puerta falsa 484 nuevos cargos, 484, en empresas públicas para colocar a los amiguetes del jefe tras su apoyo en la batalla contra los susanistas.

Entre ellos por supuesto, la joya de la corona, Paradores, otorgado al ex secretario de organización del PSOE, (Partido Sanchista Oportunista Español), un auténtico experto en la materia, aunque en qué materia no se sabe, Óscar López.

La poltrona por excelencia, el pesebrazo, estaba anteriormente ocupada por la ex de Rato, la Señorita Alarcó, hoy procesado en  diversas causas y al filo de tirar de varias mantas.

Lo segundo que ha hecho el sanchista, imaginar lo primero es obvio, es anunciar el despido pactado con prejubilación de 600 trabajadores mayores -luego hablan del desempleo entre los mayores de 45 años-, en una empresa saneada y con beneficios. Por supuesto a cargo de la Seguridad Social, suponemos en un intento deliberado de aumentar el abultado déficit y su ingente deuda. Por supuesto los sindicatos y sus masivas pandillas de palmeros "liberados" se han roto las manos a aplaudir.

Recientemente se ha denunciado el lamentable estado del extinto Parador de Puerto Lumbreras en Murcia, que se iba a destinar a escuela de restauración y actualmente está en semi ruina, vandalizado y a punto de derrumbe. La citada instalación fue inaugurada en el año 1946 y cerrada en 2013, en el marco de un acuerdo alcanzado entre los sindicatos y la compañía, que contemplaba el despido de 350 trabajadores en toda la red nacional y el cierre temporal de 27 establecimientos según informa Expreso.

Un tal Martínez, diputado de Ciudadanos denunció en el Congreso que ‘en 2014, se anunció como siempre a bombo y platillo que el edificio de 60 habitaciones sería rehabilitado y reconvertido en un centro de especialización en nutrición, restauración y promoción de empresas gastronómicas, para lo que se invertirían más de 5 millones de euros a través de fondos europeos, pero lo único real es que la basura se acumula, los vándalos campan a sus anchas por el recinto y el patrimonio de todos se degrada a ojos vista’.

El eximio socialista podría empezar por ahí a desperezarse. Y a ganarse el futuro con el que nos amenazaba desde su partido.

lunes, 10 de septiembre de 2018

Viajes para pijos con guía colega

Más caros sin guía


Más caros sin guía-colega (como es natural)

Como es natural con Sebastián Álvaro, inefable locutor de Al filo de lo intragable, el viaje es más barato, concretamente 9450 euros por pisotear la Antártida con Sebastián y alrededor de 15.000 euros sin él. Por lo menos. Aguantar la matraca desgrava. Es como facturar en Ryanair, ahorras en el precio pero tiene sus inconvenientes. En el PaisViajes -por cierto poquísimas mujeres entre los expertos, muy mal-,  hay que tomarse los gin tonics verpertinos de ginebra Premium aguantando la charla del guía coleguita enrollado y en Ryanair hay que facturar viendo el vídeo de O'Leary besándose con Hidalgo Junior.

Parece que los viajes ilustrados para hipsters con posibles y Visa Oro, abrasado por periodistas en paro, viajeros desnortados, literatos inéditos, locutores afónicos, gastrónomos de pacotilla y otros guías colegas apasionados de sí mismos, están de moda en El País y los B the Travel Band, ahora que el periodico se ha  convertido al Sanchismo-Populismo en palabra obra y omisión.

Ya sabe, practique la elegancia social de viajar por la Antártida y luego abrasar a sus amistades con las fotos en Instagram. Pero sin guía colega. Aunque cueste más.


sábado, 8 de septiembre de 2018

Alex ¡qué cruz!

El gafe de British Airways

Al gafe de British Airways le hackean la web


El inefable CEO de British Airways sigue haciendo de las suyas después de su breve paso por aquella low cost fugaz, Clickair y el descontrol absoluto en la fatídica Vueling, de nombre tan horroroso como su desempeño. Además del caos total que montó en Heathrow hace unos meses.

Ahora le han robado los datos, incluidos los de sus tarjetas de crédito, de los clientes de la aerolínea del Imperio, durante dos semanas, dos, sin que nadie cayera en la cuenta. Los piratas se han apropiado de unos 380.000 pagos con tarjeta y los chorizos pudieron hacerse con nombres, apellidos, direcciones físicas y de correo electrónico, números de tarjetas y sus fechas de expiración y códigos de seguridad, datos suficientes para realizar compras o vaciar cuentas.

No contento con eso, la aerolínea comandada por el español, retiró las reservas  de más de 2.000 vuelos que vendió, erróneamente, mucho más baratos de su precio habitual, un error que calificó de "excepcionalmente raro".

Y ahora afirma "que nos tomamos muy en serio la seguridad y privacidad de nuestros clientes". Menos mal. Si se la llegan a tomar a broma seguro que subastan los datos en Wallapop.


martes, 4 de septiembre de 2018

Tercer año triunfal... se acabó el carbón

No hay mal que por bien no venga

No hay mal que por bien no venga


Cae el número de turistas extranjeros que venían a España en julio, -casi un 5% menos, la mayor caída desde 2010-, de forma masiva, colapsando sitios, lugares, ciudades enteras. Cae el turismo masivo, invasivo y pasivo que ha destruido barrios enteros y que pudo materializarse gracias a las plataformas de las multinacionales, enmascaradas por las redes sociales en "colaborativas", Uber, Cabify, AirBnB y por las aerolíneas basura tipo Air Kunta Kinte.

Dicen que el calor que ha arrasado Europa ha influido, así como la recuperación del lado sur del Mediterráneo, Egipto, Túnez, Turquía, mucho más baratos, disfrutando de una engañosa tregua del terrorismo islámico. También ha influido, pero eso no lo dice el Gobierno Sanchista Posturista, la pésima relación calidad precio de los servicios españoles, que viven apenas del sol y la playa. 

Ahora sí, el Gobierno proclama que busca el turismo de calidad que deje dinero. Es como el cambio de hora. Era maravilloso para la salud y la economía... hasta que dejó de serlo y se convirtió en una tortura para las personas y una estupidez económica, es decir lo que ha sido siempre, situados en el mismo meridiano que la Alemania de Hitler desde los tiempos de la momia de Cuelgamuros.

No hay mal que por bien no venga. El ladrillo costero se ralentizará. El empleo basura, en un país de camareros, mal pagados y peor enseñados, disminuirá. Los guiris dejarán de atropellar barrios, gentrificar ciudades y subir alquileres. La restauración volverá a un punto de equilibrio dejando de vender agua sucia como gazpacho y de inundar la televisión de paletos y horteras actuando de estrellas.

La masificación empieza a decaer, el procés no. Nunca. Lástima de balconing...