jueves, 19 de julio de 2018

Aeropuerto de Ciudad Real, el insulto final

Baleares pagará la factura del aeropuerto de Ciudad Real

Baleares pagará la factura


El mayor moroso de España, Rafael Gómez Arriba, su empresa Reformas de Pisos debe 13,5 millones a Hacienda, jefe máximo de CRIA, sociedad de nombre ominoso ha conseguido por fin embolsarse el aeropuerto de Ciudad Real a precio de saldo. Para ello le ha encajado el el pago a la Comunidad Autónoma de Baleares, es decir, a los contribuyentes, que le debía algo más de 85 millones de euros, fruto de una sentencia que obligaba a indemnizarle tras haberle concedido licencia de construcción a un pelotazo urbanístico en Ibiza para luego retirársela.

Todo limpio, traslúcido, tranparente, níveo e inmaculado como son casi todas las cosas en este país, incluido el nombramiento del consejero delegado de RTVE para conseguir la independencia del ente, nunca mejor dicho, eligiendo un podemita.

El juez Carmelo Ordóñez estaba apunto de cortarse las venas tras haberle caído en desgracia el concurso por un aeropuerto que ha costado a los contribuyentes más de 500 millones de euros y que finalmente ha salido por la décima parte.

Todo con tal de "no volver al averno"  tal y como dice el atribulado juez, de un aeropuerto vacío en medio de la nada manchega que se estaba empezando a caer en pedazos.

Pero el culebrón no ha terminado, señor juez. Al tiempo...