viernes, 20 de julio de 2018

Ryanair avasalla

El loucostismo contra la Europa más ramplona

El loucostismo contra la Europa más ramplona


No es que se crea que la Unión Europea valga para algo, además de vender productos alemanes a todo el que pueda pagarlos, es que su política exterior es inexistente; de defensa común, raquítica y de derechos, cobarde y temblorosa, y no han podido garantizar esos mismos derechos a trabajadores, pasajeros, contribuyentes y ciudadanos en general de la mayor aerolínea europea. 

Nunca se han respetado los derechos de los viajeros, sin indemnizaciones ni compensaciones por retrasos o suspensiones, tras una primera fase en que solo faltaba escupir al cliente cuando embarcaba, suavizada luego por razones de marketing.

Nunca se han respetado los derechos de los trabajadores, ni sindicales, ni de las propias condiciones de trabajo que rozaban el esclavismo.

Solo se han amparado en precios ridículos, subvencionados en la mayoría de las ocasiones por ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas que soltaban la pasta para conseguir vuelos a aeropuertos estrambóticos vía impuestos a los ciudadanos que ni siquiera volaban en esa aerolínea.

Pero, hoy en día, con eso basta. Millones de europeos han volado empotrados en sus asientos, humillados en sus derechos y menoscabados en su dignidad, mientras un "selecto" grupo de politicastros nos hablaba de derechos sindicales, populares y de desfavorecidos, callando a cambio de un billete por unos pocos euros. O quizá algo más por debajo de la mesa.

Para mayor escarnio, hemos tenido que aguantar a un payaso, el CEO O'Leary prorrumpiendo en disparates ofensivos y parodias que harían enrojecer de vergüenza al más trapacero de los presentadores de Tele5.

Hoy arrostran una huelga en plena operación salida de vacaciones que va a afectar gravemente a cientos de miles de pasajeros. Y se esperan más y más serias en un futuro cercano, mientras O'Leary se compra una mansión de 10 millones de euros en Mallorca como insulto adicional.

Europa calla, el gobierno del Partido Sanchista no rechista apenas, mientras las autoridades comunitarias otorgan carta blanca a la aerolínea irlandesa para continuar con sus tropelías mientras multa a Google por hacerlo bien -aunque abusando quizá de su posición hegemónica-, y ser los más listos del barrio.

El loucostismo triunfa de la mano del populismo, aupado en los "me gusta" de Internet y las fake news, las celebrities, el pelotazo y demás quincalla espiritual escondida tras un spanglish de teleserie. 

Algunos llevamos años denunciando Ryanair y sus políticas contra viento y marea. El tiempo nos da la razón, pero la realidad avasalla, es decir, convierte a la gran mayoría en vasallos de estos nuevos señores feudales de horca y cuchillo. Digitales, por supuesto.


jueves, 19 de julio de 2018

Aeropuerto de Ciudad Real, el insulto final

Baleares pagará la factura del aeropuerto de Ciudad Real

Baleares pagará la factura


El mayor moroso de España, Rafael Gómez Arriba, su empresa Reformas de Pisos debe 13,5 millones a Hacienda, jefe máximo de CRIA, sociedad de nombre ominoso ha conseguido por fin embolsarse el aeropuerto de Ciudad Real a precio de saldo. Para ello le ha encajado el el pago a la Comunidad Autónoma de Baleares, es decir, a los contribuyentes, que le debía algo más de 85 millones de euros, fruto de una sentencia que obligaba a indemnizarle tras haberle concedido licencia de construcción a un pelotazo urbanístico en Ibiza para luego retirársela.

Todo limpio, traslúcido, tranparente, níveo e inmaculado como son casi todas las cosas en este país, incluido el nombramiento del consejero delegado de RTVE para conseguir la independencia del ente, nunca mejor dicho, eligiendo un podemita.

El juez Carmelo Ordóñez estaba apunto de cortarse las venas tras haberle caído en desgracia el concurso por un aeropuerto que ha costado a los contribuyentes más de 500 millones de euros y que finalmente ha salido por la décima parte.

Todo con tal de "no volver al averno"  tal y como dice el atribulado juez, de un aeropuerto vacío en medio de la nada manchega que se estaba empezando a caer en pedazos.

Pero el culebrón no ha terminado, señor juez. Al tiempo...

miércoles, 18 de julio de 2018

El coronel no tiene quien le compre

Solo los Hidalgo compran Globalia

Solo los Hidalgo compran Globalia


Tras incontables anuncios de que les compraban los chinos, los rusos, los Matutes o diversos inversores secretos, siempre que no fueran los odiados Botín, al final ha sido el CEO, el hijísimo algo crápula y protagonista confeso de la prensa basura (rosa), el que ha comprado al Santander, heredero de las acciones del Popular, el quebrado banco del OPUS, su paquete porque literalmente no le quedaba de otra. Hace unos años se marchó pegando un sonoro portazo a su padre que sonó a capricho de mirrey, como les llaman en México y vendiendo sus acciones al cocodrilo Matutes. 

De paso su hermana se ha hecho con un pellizco de acciones procedentes de la fantasmal fundación Guzmán el Bueno para que la familia reine patriarcalmente en Globalia, en medio de una sonora soledad, un grupo que está deseando además, deshacerse de Halcón, una rémora viejuna, pesada como un lastre para sus florecientes negocios especulativos en Santo Domingo y su aerolínea, que se mueve entre la realidad y el deseo.

Gala Capital, a la que se ha nombrado en varias ocasiones como presunta compradora, niega tajantemente que vaya a hacerlo

Mientras, el hermano apestado, Juan Antonio, intenta vender su paquete a todo aquel que le presta oídos sin que finalmente nadie le suelte la pasta que pide. 

La familia, desunidos como una piña, siguen jugando al Monopoly de mercadillo.

miércoles, 11 de julio de 2018

Trileros on line


La picaresca española triunfa en los viajes on line


La picaresca española triunfa en los viajes on line según la OCU


La noticia no consiste en lo denunciado por la OCU, que el 50% de los viajes ofertados en Internet ocultan gastos ocultos que rondan el 40% de media entre tasas, impuestos, sobrecargos, gastos de gestión,medios dee pago, etc... aunque también prolifera el que no haya ningún motivo responsable del mismo.

Los reyes del mambo son eDreams -mis sueños son tus pesadillas-, Atrapalo -atrápame si puedes-, Rumbo -hacia ninguna parte-, y LastMinute -deprisa, deprisa que te tango-, pero también Booking,  Nautalia, y Logitravel, según la organición de consumidores, con motivos tan ingeniosos como tasas municipales, medios de pago "exóticos" para atrapar el chollo, ofertas para un reducidísmo número de viajeros...

La lista de chorizadas es larga así como la de reclamaciones, pero la noticia real es la larga lucha de los consumidores de este país para que el comerciante no le engañe en el producto que le oferta ya sea carne, verduras, pescados fresquísimos porque llevan años congelados, chiringuitos financieros, bancos y sus preferentes, revisiones del gas para robar a ancianitas, viajes online, partidos políticos y sus promesas... Un país de trileros.

Sucede como en RTVE. Todos los partidos quieren que sea independiente... hasta que llegan al poder. Y para ello quieren nombrar a sus militantes más borreguiles para copar la presidencia y el consejo. Como dijo el Lenin de Galapagar. "A mí dejadme los Telediarios". Que no monte una OTA.


lunes, 9 de julio de 2018

Del turismo a la Guardia Civil...

Y de la poltrona a la política

Y de la poltrona a la política


Joan Mesquida ha vuelto. A la política, porque del turismo solo estuvo ausente cuando dirigió a la Guardia Civil y Policía durante la etapa menos "madura" de Zapatero. Fue autor de la ecotasa, uno de sus grandes aciertos y peleó con los isleños de toda laya que no ven más allá de sus carteras para que no se derogara.

Tras esa etapa de superpolicía le dieron una poltrona en Calviá para pasar las horas al amor de la lumbre del erario público, donde mataba el rato tuiteando sobre su afinidad con el Naranjito Rivera y alejándose progresivamente de las tesis del Partido Sanchista Oportunista Español,  cosa perfectamente entendible.

Ayer aprovechó el patético acto de Rivera en Palma con el respaldo de la catedral al fondo y con un decorado de acarreados (pocos) con sombrerito nacional, -esté nacionalismo sí es el bueno, el de Savater de las FET y las JONS-, para volver a la política esperando un buen porvenir al dulce calorcillo de las peleas del Niño de los Másters, Casado, contra Sorayísima, la viuda de Rajoy.




martes, 3 de julio de 2018

Islandia, del bacalao a la invasión de los guiris

Un milagro que nunca existió

Un milagro que nunca existió, un destino masificado


Islandia, un país de 337.000 habitantes, más o menos el tamaño de Alicante, estuvo durante algunos años en boca de los podemitas que reivindicaban, en Facebook y otras redes sociales pasto de ignorantes y demagogos, su modélico tratamiento de la crisis financiera que había dejado caer a los bancos sin rescate y había salvado a sus escasos habitantes de la mayor crisis del siglo.

Álvaro Corcuera publicaba en El Pais Semanal del pasado domingo un certero artículo sobre el país, el turismo masivo que lo invade en proporciones nunca vistas, multiplicando por cinco el número de habitantes y con un crecimiento rampante, pasando de 488.000 visitantes en 2010, año de la erupción del Eyjafjallajökull, principal responsable de la explosión del turismo masivo, a 2,17 millones que esperan este año, alrededor de un 350% más, y las miserias de las burbujas inmobiliarias y financieras.

Eso provoca por ejemplo que la sanidad se encuentre saturada porque la llegada de cruceros, uno al día en verano, satura los hospitales de ancianos cruceristas con problemas y los vacía de enfermeras que prefieren el sector turístico, por ejemplo como azafatas en las líneas low cost. Y como siempre los guiris se concentran en pocas zonas, en el llamado Golden Triangle y en el volcán de nombre impronunciable, provocando monumentales atascos, degradación y frecuentes accidentes de coches.

Pero es que la crisis y su manejo por parte de las autoridades distó mucho de ser ejemplar como nos querían hacer creer. Hoy todavía se siguen produciendo desahucios porque el Estado prefirió que los consumidores pagaran los errores de los bancos antes que intervenirles, según comenta Asthildur Loa, presidenta de la Asociación de Hogares de Islandia. Y AirBnB ha vuelto a calentar la burbuja inmobiliaria al calor de la moda. Hoy está regulada y no se permite alquilar a los particulares más de 90 días al año.

El turismo es responsable del 40% del PIB mientras que en España, segundo país en entradas turísticas del mundo tras Francia, no representa más del 11% y todo huele a recalentado, según reconoce el propio ministro de Economía, con una deuda 10 veces superior al PIB, mientras que aquí roza el listón de ese índice, lo que ya se consiera desmesurado.

La corona islandesa fluctúa entre grandes devaluaciones y significativas apreciaciones. Bajó un 70% en 2008, abaratando costes para que los turistas afluyeran como moscas a la vez que dejó en la indigencia a sus hipotecados ciudadanos y hoy vuelve a estar por encima de su valor real, habiendo subido un 26% solo en 2016, lo que hace que los visitantes gasten lo menos posible y las empresas tecnológicas huyan en busca de nuevos horizontes con arrendamientos y créditos más baratos.

Los empresarios del ramo claman por un turismo menos invasivo y que deje más dinero. Pero, como bien sabemos por estas latitudes, no es fácil dar la vuelta a la tortilla. Y la subespecie del guiri Magaluf se expande como la langosta, dejando todo agostado y "mafiaficado" a su paso. Eso sí, para los pocos que son practican un fútbol bastante apañado.

La conjunción astral de las líneas aéreas low cost, el alquiler salvaje de apartamentos, la burbuja del ladrillo, las hipotecas basura y el sistema financiero mundial junto con la ambición desmedida de los nativos están provocando, como en tantas partes, el destripamiento de la gallina para averiguar dónde esconde sus falsos huevos de oro.

O sea que esa fosa séptica que son las redes sociales no difunde solo bulos. Es el comedero habitual  de los degustadores de medias verdades, mentiras masivas y tergiversaciones groseras para ignorantes y demagogos de chalet en Galapagar.