jueves, 28 de junio de 2018

Las auténticas playas de los muertos

Banderas negras para playas azules


Como todos los años Ecologistas en Acción saca su listado de banderas negras en las playas españolas. Como todos los años Almería, por aquello del orden alfabético, encabeza la lista por la contaminación de sus playas, -Carboneras sobre todo, pero también la Algaida, cerca de Roquetas-, debida a la cementera y la hidroeléctrica de Endesa alimentada por carbón, para que luego digan que los coches eléctricos no contaminan.

Eso hace que sus playas sean de las peores de España, Los Cocones, el Lancón y las Marinicas, en los alrededores del esperpento fabril inaugurado tras el advenimiento de la democracia, con el objetivo de sacar al pueblo de su secular atraso y marginación, pagando el peaje de una contaminación que merma significativamente la salud de sus habitantes.

La cercana Playa de los Muertos, glosada en casi todas las publicaciones que se ocupan del turismo, no se libra de la plaga al encontrarse apenas a unos centenares de metros de los pantalanes del puerto dedicados a descargar carbón y cargar cemento.

Eso sí, su brillante concejal de turismo, de ese partido próximo a desaparecer, sigue empeñado en poner el municipio en el mapa gracias a sicarios y asesinos a sueldo como Popeye, mano derecha del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, al que encargó un vídeo alabando las gambas de la zona y el bareto del ignorante munícipe. 

Así, tras el esperpento del Algarrobico en su término municipal en tiempos del PSOE, (Partido Sanchista Oportunista Español) el ayuntamiento sigue en lo más alto del despropósito costero mediterráneo.

Pero playas tóxicas hay más, muchas más, sobre todo en Andalucía. Quedamos advertidos.