martes, 27 de marzo de 2018

Ciudad Real Airport, 13 rue del percebe

Que no pare el ridículo


Uno de los culebrones que mejor ejemplifica la marca España es el del aeropuerto de Ciudad Real, que lleva años sin operar, con una caja quebrada, varios intentos de venta, varios estraperlistas y sirleros intentando comprarlo sin pagar un euro, y un verdadero dispendio para el contribuyente que es el pagano de todo el convite.

Ya decíamos en su momento que el comprador (presunto) Gómez Arribas era un moroso que debía un buen pellizco a Hacienda, exactamente 9,86 millones de euros. Pues bien, dos años más tarde de la presunta compra o señalización sigue regateando al juez más que Messi a una bibliotecaria.

Voz Populi publica hoy que CRIA, (y ellos se juntan), la sociedad pantalla para comprar el fiasco, sigue debiendo desde hace más de un año, 53,5 millones de euros, habiendo avalado 2, 8 millones y sin que haya visos de que suelte la cantidad adeudada, que supone el 95%, a día hoy.

Son cientos de millones los que ya hemos soltado, amén de los gastos de mantenimiento, alrededor de 100.000 euros al mes. Si no consiguen venderlo, podrían hacer como con el Algarrobico. Sería mucho más barato e infinitamente menos ridículo. Y es que semos europeos (sic).