domingo, 18 de febrero de 2018

El soborno como cultural shock

Daño irreparable, ignorancia supina

Daño irreparable, ignorancia supina


El dueño del imperio de hoteles Riu, flamante poseedor del mamotreto del Edificio España en Madrid, conseguido a base de (¿de qué?) torear al jefe de la construcción de Podemos en el ayuntamiento, José Manuel Calvo, a los chinos de Wanda y no menos peliagudo, a Trini el de Baraka,  un "conseguidor" murciano que ya había sido condenado por estafa en Bolsa, fue detenido en Miami y compareció esposado ante el juez por un presunto delito de cohecho.

"No he hecho nada impropio" alega, pero en un correo afirma ante sus dificultades de remodelar su hotel de Miami, que "deberíamos haber seguido sobornando", tras haber dado un trato de favor al funcionario responsable de la inspección a base de invitaciones, paquetes a precio de chollo, suites y otras prodigalidades. Todo presuntísimo, por supuesto.

Estados Unidos no es España, tendrían que haberle advertido. Allí un chalado asesina a 17 jóvenes porque estaba irritado -con un fusil de asalto comprado legalmente aunque no pueda conseguir una cerveza en base a su edad-, otro gana la presidencia del país, el Ku Klux Klan campa a sus anchas, Putin se hace colega de Trump... pero los sobornos a los funcionarios públicos están muy mal vistos.

Se llama "cultural shock" y lo conocen muy bien los empresarios que hacen negocios en Japón por ejemplo. 

Luis Riu lo desconoce. Por muy cosmopolita que se crea. Y acaba saliendo en los papeles esposado. 

Luis sé fuerte, como diría nuestro eximio presidente.

martes, 13 de febrero de 2018

30 años sin complicaciones... ni sindicatos


O'Leary obligado a reconocerlos ahora

Las movilizaciones y las deserciones doblegan a O'Leary


El consejero delegado de Ryanair se ha visto obligado a romper una tradición de más de treinta años, prohibir los sindicatos en su línea aérea, tras la masiva deserción de pilotos a Norwegian que le hizo suspender miles de vuelos y a las reivindicaciones airadas que amenazaban con nuevas movilizaciones en la aerolínea basura por excelencia. No le queda más remedio que escuchar a los sindicatos de Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia, España y Portugal.

Se ha visto obligado a subir salarios un 20%, pero lo que le ha dolido más que los 100 millones que tiene que desembolsar es el reconocimiento sindical. El SEPLA, que agrupa a 500 de los 800 pilotos españoles de Ryanair, y antaño el instrumento favorito de los señoritos pilotos de Iberia, acaba de interponer una demanda ante la Audiencia Nacional para su reconocimiento sindical y como colectivo de trabajadores sujetos a la legislación española y no irlandesa.

"Como una amenazadora nube tormentosa se levantaba ya sobre el horizonte el sindicato libre. Este fue uno de los más terribles instrumentos de poder para la seguridad y la independencia de la economía nacional, para la fuerza del Estado y la libertad del individuo".

¿O'Leary? Casi, en realidad, un fragmento de Mi Lucha de Adolf Hitler antes de prohibir los sindicatos en 1933.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Eva, el tren más inteligente que el ministro

AgitProp, mentiras y memeces

AgitProp, mentiras y memeces


El ministro de Fomento ha presentado la última ocurrencia de Renfe y su gabinete, un tren ave low cost, -o sea barato, como defiende Alex Grijelmo-, aunque los eternos suplementos lo acaben haciendo parecido en precio y peor en prestaciones a sus homólogos viejunos, a bombo y platillo, apresurándose a resaltar que tiene nombre de mujer como casi todo en la patética gala de los Goyas, y que su base estará en el Prat de Llobregat, rompeolas de todas las repúblicas catalanas. Doble guiño a sectores en liza amén de dirigirse especialmente a los jóvenes, suponemos que a los que babean ante Operación Truño, Master Chef, y el nuevo concurso de la TVE del omnipresente Rajoy-Salvapantallas, dedicado a la alta costura popular, valga el oxímoron.

Pero en la imaginativa nota de prensa se señalan algunas características cuando menos exageradas o meramente propagandísticas que la realidad irá poniendo en su sitio.

- No habrá billetes y el reconocimiento de los pasajeros será biométrico. Grandes carcajadas.

- El servicio se afinará en base a las aportaciones y votaciones de los usuarios. Como Eurovisión.

- Tendrá WiFi gratuito y no se pondrán películas (menos mal porque la gran mayoría procedían del execrable Cine de Barrio). Todos y todas estarán viendo contenidos propios (o porno) en sus dispositivos. No se especifica el ancho de banda requerido para tal hazaña tecnológica.

- Dispondrá de "vagón multifuncional" en lugar de coche bar. O sea que la gente se llevará el grasiento bocata chorizo y se lo comerá en su asiento.

- Se podrá llevar mascotas. ¿Todos los pasajeros? Va a parecer el Arca de Noé más que un tren low cost.

- Contará con parking para vehículos eléctricos, que suponemos distinto (¿?) al de vehículos de combustible fósil. Lo que no dicen es si se podrán recargar los coches propulsados por energía proveniente del carbón, tan limpia ella, en ese parking especializado.

Lo que sí sabemos de antemano es que en su condición de low cost, llevará más pasajeros en el mismo espacio, de 316 actuales a 343, que viajarán apretaditos frente a mesas de seis personas, ideales para familias extensas o grupos reducidos, que no sabemos qué es peor.

Otra característica es que no te dejan en el centro de la ciudad, la gran ventaja de los trenes, sino por ejemplo en el Aeropuerto de El Prat, que queda pelín a trasmano del centro de Barcelona. Eso sí, se podrá comprar el billete de metro junto con el del EVA.

Esperemos que en Madrid el mensajero del futuro no te deje  en San Sebastian de los Reyes. Lo que podría ser todavía peor que las actuales estaciones del AVE de Guadalajara, Segovia o Zaragoza. Que ya tiene mérito.

martes, 6 de febrero de 2018

Las agencias hacia el modelo Deliveroo

Precarización más autónomos

Precarización más autónomos, (falsos, free lance y franquiciados)


Desde que la crisis del ladrillo y la burbuja estalló en 2008, las agencias de viajes no han cesado de languidecer por su falta de profesionalidad, meros comisionistas sin valor añadido, la estrechez de sus márgenes, la competencia de Internet y la monopolización de la oferta, que hoy se disfraza de franquicias dedicadas a los legos absolutos en la materia, cegados por un negocio que necesita poco capital, pocos conocimientos y prácticamente ningún equipamiento al margen de un móvil y medio ordenador.

Los cierres propiciaron que muchos trabajadores despedidos empezaran a funcionar como free lance, visitando empresas y colectivos y particulares de su base de datos, los clientes estrella.

Las agencias convirtieron en falsos autónomos a trabajadores en régimen general ahorrándose los costes de la seguridad social.

La estacionalización del sector impuso un modelo de precariedad laboral -se negaba tajantemente la posibilidad de ser fijos discontinuos-, que se convirtió en la norma general del sector: muchos trabajo en pocos meses con sueldos mileuristas para la casi totalidad de la plantilla.
Devota de la Virgen y la laca
Así, uno de cada cuatro empleados en agencias es autónomo, que han pasado desde el 18,4% del 2008 al 25% en la actualidad, como publica Hosteltur, con un crecimiento en esos años del 34%.

Claro que eso no impide que la ministra del ramo, -Nadal no está ni se le espera dedicado en exclusiva al combate amañado con las eléctricas-, la fanática de la Virgen del Rocío y el bote de laca, la señora  Fátima Bañez, eche las campanas al vuelo. 

Todos autónomos, todos en precario, vamos hacia el pleno empleo (basura).