lunes, 15 de enero de 2018

Ryanair, más errores de bulto

Ahora todos a facturar y pagar

2018, todos a facturar... y pagar


Aparte de las excusas risibles de O'Leary sobre sus pilotos y las vacaciones que le hicieron cancelar miles de vuelos y seguir ganando dinero en base a los precios -no hay nada más barato que volar con una tripulación en modo esclavo, recordamos a sus empecinados clientes-, ahora a la aerolínea le toca modificar la política de bultos ( se refieren a las maletas, no a sus clientes, suponemos).

La nueva política, que entra hoy en vigor, quiere corregir el desmesurado número de maletas que se metían en cabina para ahorrar tiempo y dinero y que provocaban retrasos en los despegues cuando no cabían a bordo y había que bajarlas a bodega.

Ahora "solo" costará 25 euros facturar en lugar de los 35 anteriores, y solo dejarán un bulto por persona en cabina, incluidos bolsos de mano, cámaras, paquetes de tabaco...

Ahora bien, si somos viajeros prioritarios, nos dejarán dos bultos dos, por la módica cantidad de cinco euros.

A los pasajeros no les queda nada más que tragar con unas políticas que abusan de su situación de liderazgo, como han denunciado las asociaciones de consumidores. O castigarles eligiendo otra aerolínea...