lunes, 16 de octubre de 2017

Love is in the aire

El amigo del Pequeño Nicolás al frente de AENA

El amigo del Pequeño Nicolás al frente de AENA


Diputado en dos ocasiones por el PP, murciano, amiguete de Aznar y de otros personajes no menos  cómicamente siniestros como el truhán denominado El pequeño Nicolás, que dada su estatura no dejaba de merodear por todas las cloacas del Estado, y al que le gustaba pastorear las siestas del presidente de la patronal madrileña Arturo Fernández, el gobierno ha nombrado a Pérez Legaz presidente de AENA, donde no quiere aventuras empresariales que se salgan por la tangente privatizadora y vigila con voracidad opas y contraopas.

Le tocará lidiar con la conflictividad de una plantilla acostumbrada a vivir al calor de su estatus semi funcionarial y con unos tiempos revueltos en la aviación donde las tasas juegan un papel destacado y los tiburones de las low cost quieren dictar la ley a su antojo. Y España, vive (de)pendiente del turismo, que viene mayoritariamente por aire.

lunes, 9 de octubre de 2017

Cargos ocultos también en hotelería

Las low cost aéreas marcan tendencia

Las low cost aéreas marcan tendencia


La moda impuesta por las líneas aéreas, especialmente las low cost, está llegando a la hotelería y los ancillary services, es decir los cargos adicionales por equipaje, comida, internet a bordo, mantas y almohadas, están empezando a llegar a la hotelería de los Estados Unidos, como señala el NewYork Times Travel.

Así, los estadounidenses están empezando a encontrarse cargos en las facturas de los hoteles por cajas de seguridad en las habitaciones, reposición del minibar (aparte del coste por el consumo de bebidas o aperitivos), custodia de maletas desde el check out hasta la hora de salida del vuelo, y las pequeñas atenciones de las habitaciones, jabones, champú, limpiazapatos etc... Y hasta por los servicios de limpieza en las habitaciones, que se añaden como extra por una pequeña cantidad diaria.

También se están endureciendo las políticas de cancelaciones de reservas, sobre todo las realizadas con 24 horas de antelación.

O sea que pronto en Europa habrá que mirar con lupa la política de cargos adicionales a la hora de la reserva y conociendo la picaresca española, comprobar cuidadosamente la factura final.

viernes, 6 de octubre de 2017

El mundo, aislado de Venezuela

Monedero pagará en dólares y cobrará en bitcoins

Monedero pagará en dólares (y cobrará en Bitcoins)


IATA prácticamente ha descartado que Venezuela pague los 3800 millones de dólares que debe a los incautos que siguieron volando al país bolivariano y acaba de afirmar que el turismo ha descendido el 75% desde el año 2013.

Aerolíneas Argentinas, United, Air Canadá, Lufthansa, Alitalia, Latam, Tiara Air, GOL, Delta, Avianca y Aeroméxico han ido abandonando los vuelos al paraíso podemista-populista, mientras que Iberia y Air Hidalgo siguen empeñados en perder dinero

Y Air Hidalgo si queda algo del tinglado tras las luchas familiares en Globalia, que tantos buenos ratos hace pasar a la prensa especializada en hidalgología, especialmente Preferente.

Los escasos turistas en busca de emociones fuertes tendrán que pagar a partir de ahora en dólares. Así, según informa El Confidencial, el hotel Venetur de cinco estrellas de la capital, cuesta 18 dólares la habitación al cambio de la calle y 165 al cambio oficial.

El simpático líder en la sombra de Podemos se tendrá que plantear ahora cobrar sus emolumentos en el país en Bitcoins, una cripto moneda que parece hacer furor entre la intelligentsia bolivariana, perdón por el oxímoron.

martes, 3 de octubre de 2017

Malos tiempos para las Monarquías

Monarch quiebra, el low cost produce monstruos


Tras la gigantesca chapuza de Ryanair y las estúpidas (como siempre) declaraciones del payaso O'Leary sobre el "lío de los pilotos", otra de las grandes compañías aéreas low cost Monarch, quiebra y deja tirados a 110.000 turistas amantes de lo barato. Y de España, por supuesto, en un gran número, con doce aeropuertos afectados por la maxi repatriación,, en busca de la triple ese: sun, sand and sangría (de botellón).

Cada vez tenía más pasajeros y cada vez perdía más dinero, como en el chiste de los guipuzkoanos que bajan a Pamplona a vender manzanas por menos precio del que las compraban: "Ya te dije Patxi que teníamos que traer dos camiones".

La devaluación de la libra, Brexit mediante, también les ha supuesto un vaya palo (sic) en el coste de los aparatos y el queroseno que se paga en dólares.

Pero las turbulencias amenazan a un estilo de transporte que ha revolucionado el panorama en el mundo de la mano de Internet y la digitalización y que tiene que tropezar indefectiblemente con la cruda realidad económica, la insostenibilidad, la masificación rampante y el cambio climático.