miércoles, 23 de agosto de 2017

Turismo Masivo Filia en Galicia

Las islas Cies abarrotadas

Las islas Cies abarrotadas ilegalmente


A los gallegos les encanta saltarse las leyes llevados de la mano de su Xunta que preside un buen amigo de narcos condenados (en la imagen adjunta, el de la izquierda) con quienes se hacía fotos en su yate.

La fiebre turística barre los tímidos intentos de regular un sector que en este país ha sido siempre salvaje y planta su bandera pirata en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre Illas Atlánticas de Galicia que lleva todo el verano pasándose por el forro el número máximo de visitantes, que por cierto ya era bastante generoso, 2.200 visitantes diarios y 800 campistas.

La Xunta feijoista no ha tenido más remedio que actuar contra las navieras que llevan cantidades descontroladas de guiris invasores a la joya del Atlántico, pero podemos apostar que no son solo esas navieras las que sacan tajada en el negocio. 

El narco es el de la izquierdaClaro, las islas están atestadas y el único excusado del chiringuito no podía con los recuerdos que los bañistas más tiquismiquis no querían dejar en el mar océano. 

"Eso parece la plaza del Obradoiro el 25 de julio" afirma una turista en El País, mientras que algunas fuentes afirman que las multas con las que se amenaza a las navieras no van a menguar gran cosa el chollo. Los ingresos diarios pueden llegar a alcanzar los 78.000 euros llevando un total de 6000 guiris, mientras que la multas oscilan entre los 2.000 y los 6.000.

Y eso que la Xunta mandó un Guasa muy serio tras enterarse de las irregularidades cometidas el 3 y 5 de agosto. Los avisados, claro está, siguen carcajeándose de requerimientos tan poco fehacientes.

Y mientras, los vigueses implicados siguen frotándose las manos afirmando que se trata del Caribe Galego o de la Galifornia y que el turismo crea muchos puestos de trabajo. Lo mismo que argumentó el Sindicato de Verdugos cuando abolieron la pena de muerte.