miércoles, 5 de julio de 2017

Trullo: unos vienen y otros van

Los hijos de Ruiz Mateos y Diaz Ferrán se cruzan

Los hijos de Ruiz Mateos y Diaz Ferrán se cruzan


El amiguísimo de Aguirre, "Esperanza es cojonuda" decía a quien quería oírle, miles de aduladores y pelotilleros, cuando era el jefe supremo de la patronal española, esos émulos de los amos de Kunta Kinte que ensalivan con las  Kelys que limpian habitaciones hoteleras por tres euros, Diaz Ferrán decimos, acaba de obtener un permiso carcelario tras mostrar su arrepentimiento, ahora bien, sin soltar un duro a sus víctimas, no vaya a ser que siente precedente entre sus hijos y demás followers.

Mientras, los hijos de Ruiz Mateos (algunos de los reconocidos, esto es Álvaro, José María, Zoilo, Francisco, Alfonso y Pablo), ese prócer del Opus Dei, estafador de mucha monta a los pringados que seguían dándole su dinero tras múltiples condenas, se enfrentan a una pena de entre cinco y seis años de cárcel por el proceso de compra de dos hoteles, uno en Mallorca y otro en Gran Canarias sin soltar un duro.

Dos buenos ejemplos de start up para jóvenes emprendedores de este país, uno ya provecto y otros en la flor de la vida siguiendo el camino ancestral de Rinconete y Cortadillo, esta vez disfrazados de jugadores de polo en Sotogrande.