miércoles, 14 de junio de 2017

El roaming es para los guiris


Vuelve el hombre y Benidorm

El fin de la itinerancia causará problemas en las costas


La Unión Europea ha decidido acabar con una de las tretas más usadas por los operadores de telefonía para esquilmar a sus pacientes, sobre todo aquellos de dedo fácil:  la itinerancia o roaming dentro de las fronteras de la Unión Europea, Brexit, fuck you!

Está muy bien en general, pero no hay que pensar en apenas un 5% de los españoles que salen a Europa a pasar unos días o el puñado de ejecutivos de traje Cortefiel que sale a vender nuestro sol y arena, -no creemos que vendan I+D-, por esas ignotas tierras.

Lo que los expertos vaticinan es la caída del servicio o unos estándares de muy baja calidad en las zonas pringosas de las costas españolas atestadas de turistas cutres, deseosos de subir a las redes sociales sus platos master chef de paella de bote y gazpacho con agua de fregar en el chiringuito de estética bisbalera.

Y conviene tenerlo en cuenta ahora que Trivago acaba de adelantar que el destino favorito de los veraneantes patrios es, vuelve a ser, ¡Benidorm!

Como decía el anuncio ultracasposo y landista del siglo pasado de la colonia Otelo, "Vuelve el hombre". O sea, vuelve lo que nunca se fue, la caspa 3.0