lunes, 12 de junio de 2017

A Globalia le crecen los enanos

El mirrey de Globalia

Venezuela, multas, Popular y el Mirrey


Ahora que se acerca el otoño del patriarca, dedicado a jugar al golf en República Dominicana, se avecina una mala racha para su flamante CEO, encantado como siempre de ocupar las cabeceras de las secciones de Gente, incluso en periódicos que un día fueron "serios" como El País, pugnando con su némesis, Sergio Ramos.

Algunas fuentes fijan en 100 millones la aventura de Air Europa en Venezuela, dejándose adular por los cantos de las sirenas chavistas. Otros dicen que son 200 los millones que Maduro les debe. En cualquier caso, todos coinciden en que no los van a cobrar jamás.

La multa por las chorizadas en los billetes a las islas les va a costar 30 millones en multas y devolver lo defraudado, claro.

Y el viejo archienemigo del patriarca, el fallecido Botín se ha acabado haciendo vía Popular con la jugosa deuda de la aerolínea y la personal del viejo Hidalgo, de alrededor de 200 millones cada una. Unos dicen que la enemistad viene de lejos, entre dos dinosaurios del cretácico y otros, los becarios que redactan Gente, que además la enemistad se renovó en la puerta de una discoteca macarra chic, entre las dos siguientes generaciones, tan fiesteras ellas. El caso es que el Santander tiene a Globalia agarrada por los bajos.

Mal empieza la fiesta del benjamín, el júnior, el mirrey como dicen los mexicanos de los hijos ricos y consentidos. Pero el chou_must_go_on