jueves, 30 de marzo de 2017

Palma, aviso para navegantes (y especuladores)

El ayuntamiento de Palma prohibe los alquileres turísticos

El ayuntamiento de Palma "prohíbe" los pisos turísticos


Aunque no tienen competencias y no pueden sancionar, el concejal del ramo se ha marcado unas declaraciones explosivas, típicas del permanente postureo populista de Podemos y franquicias, anunciando que iba a prohibir este verano los alquileres turísticos a la vez que amenazaba con fuertes multas a los arrendatarios.

Ha argumentado que Palma es la cuarta ciudad con los alquileres más altos del país, han subido un 7,5% solo en el último año, lo que está causando serios problemas de alojamiento a los vecinos y residentes. Se calcula que en Palma hay actualmente 3.191 viviendas destinadas al alquiler vacacional, lo que representa 21.216 plazas y el 70% de la oferta turística de la ciudad. “El 90% es oferta no reglada”, ha señalado Antoni Noguera.

El ayuntamiento se ha apresurado a matizar al concejal de Més per Mallorca que gobierna con PSOE y Podemos y que asumirá la alcaldía en junio en virtud el pacto que mantienen esas formaciones. El ayuntamiento no tiene competencias en la materia, que son responsabilidad de Biel Barceló, concejal de Turismo de la Comunidad y que se adelanta a la futura Ley de Turismo, en proceso de redacción. Además no puede sancionar ni multar en este campo.

AirBnB y otras plataformas similares de economía no regulada que ellos llaman "colaborativa" mantienen una fuerte presión sobre los dueños de los pisos para que los alquilen a través suyo y al margen de la Ley de Arrendamientos Urbanos, obteniendo ingentes beneficios que no pagan impuestos. Se calcula que la plataforma líder tiene un valor en Bolsa, de más de 40.000 millones de dólares, una cantidad que no están dispuestos a que sea nada colaborativa.

Ahora ya saben que tienen un serio enemigo, aunque más amigo de declaraciones que de medidas y soluciones, en uno de los principales destinos turísticos de Europa. 

En definitiva, Antoni Noguera desencadenado.