miércoles, 8 de febrero de 2017

Según los jueces Bla Bla Car es una ONG

Bla Bla Car es una ONG

La patronal del transporte recurrirá la sentencia


La justicia es España es muy lenta, contribuye a la deforestación rellenando millones de hojas de papel, no conoce la informática, las condiciones en que prestan sus servicios los trabajadores son paupérrimas y los resultados saltan a la vista: por ejemplo en los temas de corrupción, que campa a sus anchas por doquier.

Y además algunas de sus sentencias son muy chuscas, como la que sostiene el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Madrid que ha desestimado la demanda por competencia desleal de la patronal del transporte.

Un gran número de medios, proclives a los grandes lobbies de la economía desregulada que ellos llaman piadosamente colaborativa, han echado las campanas al vuelo afirmando que según esta sentencia Bla Bla Car no tiene ánimo de lucro y se limita a favorecer compartir coche en los desplazamientos, además de hacer que la gente hable, ría y disfrute de los viajes locos de alegría por ahorrar emisiones de CO2.

Entonces ¿por qué cobra lo que denomina gastos de gestión e impide de todas las formas posibles que los pasajeros se pongan en contacto directo con los transportadores?

En cuanto nos descuidemos el poder judicial va a decir que AirBnB, una empresa valorada en Bolsa en más de 30.000 millones de dólares, es en realidad una sucursal de las Hermanitas de los Pobres, que Uber es en realidad el chófer de los píos Mensajeros de la Paz...

O que Melania, la esposa de Donald Trump pertenece al colectivo de Feministas Lesbianas Empoderadas.