lunes, 13 de febrero de 2017

El South Bronx contra la gentrificación

El South Bronx contra la gentrificación

Protestas tras aparecer el barrio en la lista de destinos a visitar del New York Times Travel


Los ciudadanos del South Bronx han comenzado una campaña en las redes sociales tras aparecer entre los 52 destinos a visitar en 2017 de la lista publicada en New York Times Travel que nosotros también reseñamos hace unas semanas cuestionando precisamente tales listas, Levedad y reiteración en las listas de viajes.

Se oponen vigorosamente al proceso de gentrificación del barrio, calificado como un antiguo barrio industrial habitado por la clase obrera y reivindican su propia personalidad y sus características más singulares denunciando un incipiente nacimiento de bares, cafetería y tiendas en el último año ajenas a su peculiar personalidad.

La gentifricación o aburguesamiento de un barrio se produce  cuando un grupo de personas de un cierto nivel económico descubren un barrio de gente pobre que, a pesar de estar degradado y depreciado comercialmente, ofrece una buena relación entre la calidad y el precio y deciden instalarse en él, aprovechando las oportunidades de compras de los precios.

Se trata de un fenómeno netamente urbano y situado en la etapa histórica del capitalismo posfordismo y guarda similitudes con las nuevas tendencias de determinadas zonas rurales del mundo occidental, donde a medida que desaparece la actividad agrícola se van convirtiendo en sede de actividades turísticas y segundas residencias. 

Trae aparejadas considerables subidas de precios en los inmuebles, desplaza a la población autóctona y es un fenómeno particularmente implementado y respaldado por las plataformas de alquileres de la economía desregulada como AirBnB, HomeAway, etc...

Por supuesto, el NYTT no ha tardado en publicar el vídeo de uno de los activistas y un reportaje sobre el tema recogiendo las protestas y las propuestas de esa comunidad

Bien podrían aprender hipsters, podemitas, especuladores y demás especies invasoras, que como las cotorras argentinas arrasan en Madrid, -Malasaña, Lavapiés...- o Barcelona, Raval y Gótico pero también Poble Sec.  Solo por nombrar los casos más conocidos...