miércoles, 15 de febrero de 2017

El low cost quiere cruzar el charco

IAG y Norwegian a la greña por el Atlántico Norte

IAG y Norwegian rompen el fuego, O'Leary se esconde


Solo es cuestión de tiempo que el modelo low cost emprendiera el asalto de las rutas más codiciadas, el Atlántico Norte, y comenzara a operar en rutas transcontinentales.

Norwegian quiere operar desde Barcelona y el consorcio que engloba British e Iberia han respondido de inmediato viendo peligrar el semi monopolio que tienen una en las rentabilísimas rutas del Atlántico Norte y la otra en las que conducen a América Latina. Y tampoco se descarta por el momento que sean movimientos tácticos destinados a que se produzca una compra de los británicos a los escandinavos. Ya lo hizo con su competidora en esa ruta Air Lingus. Y además ahora que entra en el grupo Deutsche Bank con una participación del 5,6% que le supone una inyección de más de 600 millones de euros

Willie Walsh apuesta también por Barcelona como hub desde donde testar los no poco problemas que supondrían cruzar el charco bajo un modelo autobús con alas, con tiempos de escalas más ajustados, pasaje más constreñido y tiempo de vuelo superior a las ocho horas y Norwegian tantea con los catalanes pero amaga con elegir Buenos Aires, -se ve que no conoce cómo se las gastan los sindicatos argentinos-, para volar desde allí a Oslo, Londres, París o Madrid.

Mientras el bocazas de Ryanair calla y otorga esperando una circunstancia más propicia para para aclarar sus futuros movimientos tras sus primeras bravuconadas prometiendo que cruzaría el Atlántico por 14 euros.

Ryanair se esconde