lunes, 20 de febrero de 2017

A Estados Unidos, mejor sin smartphone

Datos e inmigración

Aduanas tiene derecho a revisar y requisar datos y aparatos


Si se va a viajar a Estados Unidos mejor sin el móvil y sin el portátil o tablet, porque la policía de aduanas aunque no tiene el derecho legal de pedir la contraseña de los aparatos hará pasar al viajero un mal trago si no se les facilita y probablemente perder el vuelo si estamos regresando. 

Y también pueden requisar el aparato para inspeccionarlo, en una operación que puede durar semanas y en la que pueden hacer una copia de todos los datos.

Las regulaciones sobre aparatos electrónicos son de la era Obama, pero se han reforzado desde que Trump es presidente y la situación puede ponerse más desagradable si se es de piel oscura o se tienen rasgos árabes.

Se supone que las autoridades de inmigración tampoco pueden pedir las contraseñas de las redes sociales, pero hay que tener presente que si se da la contraseña de teléfono se puede brindar acceso a estas dentro del dispositivo.

La revista especializada Wired detalla en un artículo cómo encriptar el contenido de nuestros cacharros, pero eso no garantiza que no los requisen y sí la antipatía in situ de los agentes.

Finalmente el mejor consejo es comprar un móvil sin datos o llevar en nuestros dispositivos la menor cantidad de datos posible. Por ejemplo el Nokia 3310 que últimamente parece volver con sus características de fiabilidad e indestructibilidad intactas.