martes, 31 de enero de 2017

Viajar a Trump La Land

Nuestras redes sociales nos delatan


Aparte de lo desagradable que sería viajar a la tierra de los 65 millones de descerebrados que han votado al millonario americano, está en entredicho que nos dejen entrar. No solo por las cosas que hayamos podido escribir, -como estas-, sino también por lo que los gringos uniformados, con un sentido del humor muy poco fino, puedan pensar de bromas, juegos de palabras y bobadas diversas publicadas en nuestras redes sociales.

En el formulario que hay que rellenar para ingresar a la tierra de las oportunidades si eres blanco , conocido como ESTA, figura desde hace unos meses una pregunta opcional sobre nuestro nombre en diferentes redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram, además de YouTube, Tumblr, Flickr e incluso Google + y la ya extinta Vine, según publica hoy El País en el suplemento Verne. 

Y además llevamos en la mano toda nuestra vida y milagros en un gadget llamado smartphone al que pueden acceder las autoridades de inmigración en el aeropuerto.

A todos aquellos que cuentan todo de su vida e ideas en las redes sociales, por muy absurdo que pudiera parecer hace solo una década, hay que recordarles que aparte de que esa información nunca va a ser borrada, es de fácil y pleno acceso para los dueños de las redes y para muchos con algo de habilidades informáticas amén de para todos los funcionarios de inmigración estadounidenses

Y si es cierto que es opcional rellenar el cuestionario ESTA, también es opcional que nos dejen entrar en los EE.UU. Y devolvernos con un borrón indeleble en nuestro pasaporte.

O sea que ojito al viajar a la tierra de Trump; conviene antes hacer limpieza de tuits, posts, memes y otras ciberpendejadas... Y cambiar el smartphone por un zapatófono.