martes, 20 de diciembre de 2016

Nothingtur, el vampiro ante el espejo

Think Tur y la nada

Obviedades y tópicos en el think tank turístico


Los vampiros no se reflejan en los espejos, al ser no-muertos no adquieren conciencia de su existencia corpórea. Algo así le sucede a Thinktur, una plataforma tecnológica del turismo que no aporta más que palabrería vacía, buenas intenciones pavimentando el camino a ninguna parte, y reuniones donde se pierde el tiempo entre cócteles aguados.

Ministro de turismoEn su última asamblea anual ha hecho honor a su fantasmal presencia, señalando lo evidente. Que el turismo español no es sostenible, que el auge actual de visitantes masivos es coyuntural y puede volverse en contra, que el calentamientos global acabará con el modelo de sol y playa dejándolo solo en sol.

Que la revolución digital no se limita al whatsapp de los trabajadores del sector; que nadie innova, ni siquiera utiliza con aprovechamiento las nuevas tecnologías, otra cosa, por cierto, común al escuálido modelo productivo español de turismo y ladrillo.

Para acabar con el bombazo final: hay que ahorrar energía y subir los impuestos, especialmente los verdes.

Claro que el flamante ministro del ramo, Álvaro Nadal,  en una larga entrevista con el diario El País, dedica dos líneas y media al turismo. Que hay que utilizar el big data y así sabremos lo que los turistas van a comprar antes de que lleguen. Patético. 
Pero lo tiene fácil. Nadie puede superar en estulticia al tandem Soria-Borrego.