lunes, 28 de noviembre de 2016

Colau contra los colaboracionistas

AirBnB en el alero

AirBnb en el alero

La multinacional tiene un problema en Barcelona que le puede señalar además en el resto del mundo. La alcaldesa se ha empeñado en señalar lo evidente con otra multa, esta vez de 600.000 euros, al ver que los colaboracionistas no hacían caso de las reiteradas advertencias del ayuntamiento y seguían anunciando los mismos pisos declarados ilegales.

Homeaway tres cuartos de lo mismo, aunque menor cuantía, al igual que el resto de plataformas nacidas al calor del oportunismo, Housetrip, 9 flats, Wimdu, Fotocasa, Onlyapartments, Open House, Tripadvisor, Niumba y Rent4days.

El ayuntamiento aduce que los arrendadores, sobre todo los 84 grandes propietarios que concentran el 40% de la oferta obtienen beneficios hasta cuatro veces superiores al de un arrendador convencional que alcanzan hasta el 13% de la inversión y que han contribuido en gran medida a que los alquileres en los barrios turísticos se hayan disparado hasta en un 15% según Idealista.

Algunos activistas de la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible cortaron durante media hora el tráfico de autobuses turísticos frente a la iglesia de la Sagrada Familia (que en este caso no son los Pujol) para protestar, de forma perfectamente coordinada contra el turismo masivo. Están hartos de parecer figurantes en el plató en que se ha convertido la tendencia turística del nuevo siglo: borregos paseados mirando indígenas cabreados.