viernes, 7 de octubre de 2016

VolunTurismo en cruceros low cost

Practique la elegancia social de la solidaridad a bordo
Los viernes, un poco de relax

Practique la elegancia social de la caridad a bordo


Los gringos no tienen rival en esto de las modas, ni siquiera Zara y su cohorte de adolescentes cazatendencias los supera. Acaban de inventar los cruceros low cost donde al finalizar los pasajeros hacen caridad también low cost en forma de voluntariado. 

Lo llaman VolunTurismo y se impone como tendencia. Si tras un viaje de novios de safari en África se acaba en Zanzíbar tratando de procrear entre bebidas con sombrilla y hamburguesas pasadas de fecha, aquí tras los siete días de crucero barato -250 dólares 7 noches con los servicios habitualmente incluidos en una de estas travesías-, al finalizar el solaz se realizan actividades solidarias en la República Dominicana.

Se trata de un paso más en esa forma de caridad que triunfa en las redes sociales, por ejemplo la de recoger tapones para ayudar a los africanos desfavorecidos.

Según el New York Times Travel, Carnival acaba de inaugurar una línea de cruceros que tras finalizar la travesía por el Caribe puedes ejercer de misioner@ laico y no tanto, en países del Tercer Mundo, por ejemplo en la República Dominicana, (la auténtica caribeña, no la del barrio de Tetuán en Madrid), en varios tipos de tareas agrícolas o enseñando inglés, aunque esta última es una actividad no apta para españoles de nivel habitual medio alto de inglés.

Lo llaman Volunturismo y proporciona relax para el cuerpo y el hígado mientras se está a bordo y paz de espíritu y bienestar espiritual tras practicar la elegancia social de ayudar a los pobres y los desfavorecidos de países exóticos.

Infinitamente mejor que guardar tapones con fines solidarios a 200 euros la tonelada. Aunque eso sí, te puede tocar una camiseta del Betis.