lunes, 10 de octubre de 2016

La borrachera de los 72 (II): el timo

Vuelven los corsarios ingleses

Vuelven los corsarios ingleses a arrasar las costas


Todo se pega en este mundo, y España puede dar lecciones a cualquiera sobre picaresca, corrupción y timos. Es auténtico patrimonio de la marca España. Y los ingleses fueron los que inventaron la patente de corso para arrasar las costas de la América española, con piratas como Drake al que la reina ascendió de vulgar chorizo a vicealmirante. La historia se repite.

Los hoteleros españoles están que trinan con ciertas agrupaciones inglesas de abogados que se están especializando en el trile, es decir, están tramitando cientos de denuncias falsas de turistas ingleses contra sus hoteles por fingidas intoxicaciones alimentarias.

Los mayoristas negocian con los abogados y descuentan directamente de los pagos a los hoteleros el importe de las reclamaciones.

Además existen redes organizadas sobre todo en Canarias, Baleares y Costa del Sol, donde más turismo masivo se produce, para reclutar denunciadores prometiéndoles vacaciones gratis. Utilizan vehículos como el de la foto para incitar  a sus compatriotas a obtener vacaciones gratis, fingiendo enfermedades de origen alimentario, sobre todo en los all inclusive.

Sólo en Tenerife Sur una veintena de hoteles ya han recibido 150 cartas exigiendo una indemnización que ronda entre 3.000 y 5.000 libras entre 3.400-5.700 euros. Debe ser otra forma de compensar la caída del poder adquisitivo de la libra, producida desde el Brexit.

Ramón Estalella, secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), ha llegado a amenazar con acabar con la touroperación si siguen estas prácticas corruptas en una reciente reunión que se ha producido en Londres entre afectados emisores y receptores.

En el sistema judicial inglés la carga de la prueba en estos casos de reclamaciones recae en el acusado que debe demostrar su inocencia. Ya se sabe, tormenta en el Canal de la Mancha, el continente aislado.

Los ingleses representan el 26% del total del turismo recibido, o sea este año rondarán los 18 millones.