lunes, 26 de septiembre de 2016

Google Trips, otra vuelta de tuerca

Cero privacidad para tan poco contenido


En inglés, la palabra "Trip" significa viaje pero también tropezón. Ha debido ser por esta acepción que los aburridos informáticos de Google se han sacado una aplicación que aparte de fisgar en tu correo electrónico, sirve para poco más. Lo de fisgar en tu correo no es nuevo y el buscador lo hace constantemente aunque sin identificar al usuario. O al menos eso dicen.

Ahora construye unas guías del todo previsibles en base a tu correo electrónico, como esos folletos inodoros, incoloros e insípidos que te dan en cualquier oficina de turismo, que no sirven ni para envolver el bocadillo, con itinerarios trillados, atracciones para guiris, bares y restaurantes de menú turístico y con un apartado dedicado a las reservas de hoteles y vuelos en base al buscador. 

Y lo hace con tus viajes pasados y los previstos que se pueden descargar para no tener que tirar de roaming en el extranjero. Otro tropezón pues para el viajero incauto y poco celoso de tu intimidad. De lo que queda de ella.

O sea que nada nuevo bajo el sol, eso sí agrupando sus servicios en la nueva aplicación y buceando impúdicamente en lo que creemos nuestro correo privado.