lunes, 22 de agosto de 2016

La Manga ahora fecal

La Manga ahora fecal

El charco interior rebosa


Los pueblos turístico de costa revientan de turistas y veraneantes y las infraestructuras no dan más de sí: cortes de luz y de agua, caída de la red de telefonía móvil, rotura de colectores y emisarios marinos, malos olores...

Es el precio de los 70 millones de guiris y los otros millones de veraneantes que dan por terminada la crisis o están más que hartos de quedarse en unas ciudades invivibles en verano.

Pero La Manga es caso aparte, uno de los primeros resorts creados por el franquismo más casposo, donde la contaminación y las consiguientes invasiones de medusas han convertido el charco interior en una trampa para incautos y amenaza el turismo de tercera categoría de años venideros.

Pero es que además, el pasado sábado la rotura de una tubería de aguas negras provocó una inundación de agua fecales en la Gran Vía de la Manga y constantes llamadas de vecinos protestando por el olor y la tardanza municipal en solucionar el engendro.

El colector había reventado por sobrecarga, según los técnicos. Más nivel de agua para su laguna interior. Fecal.