miércoles, 24 de agosto de 2016

La mafia va al paraíso

La inseguridad llega al Caribe Mexicano

La inseguridad llega al Caribe mexicano


Según publicaba el New York Times la inseguridad jurídica, la violencia y la corrupción están llegando a uno de los ámbitos sagrados del país: el turismo de su Caribe.

Existe una pléyade de hoteleros chic, de esos que montan hoteles boutique y que tanto han proliferado en Costa Rica, con sus establecimientos pequeños, sostenibles, ecológicos y con especial atención al relax y la gastronomía, que se han encontrado de repente con una tropa de paramilitares que les estaban echando de sus hoteles a la brava pero con mandamiento judicial.

Desahucios en TulumLa historia viene de la dudosa legalidad con que los ejidatarios, propietarios de tierras comunales repartidas por Lázaro Cárdenas en la revolución agraria de los años 30, han alquilado estas a los hoteleros, sobre todo a los que pueblan la paradisiaca franja costera de Tulum, la joya de la Riviera Maya.

Al parecer hay una mafia procedente del norte de la República que han puesto en entredicho sin ningún tipo de pruebas ni escrituras la propiedad de esos predios y mediante "mordidas" y chantajes "plomo o plata" han forzado a determinados jueces a fallar en su favor y proceder a los desahucios que se hacen siempre de noche, por paramilitares armados y con amenazas.

Los dueños, entre ellos los del famoso hotel Coqui Coqui, cerrado temporalmente por estos hechos, están batallando para recuperar sus derechos de uso. Con pocos resultados por el momento. Hay diecisiete propiedades que siguen en poder los paramilitares en este momento.

Algunas embajadas también han tomado cartas en el asunto así como varios periodistas mexicanos especializados en este tipo de extorsiones y que a menudo arriesgan sus vidas para darlas a conocer.

Y a todo esto, hay que añadir que en España este año han bajado sustancialmente las ventas al Caribe, especialmente al mexicano. Y es que Curro ha recuperados sus esencias más rancias. Ha vuelto a Benidorm y La Manga.