miércoles, 15 de junio de 2016

Uber, touché

La "colaborativa", prohibida en Francia


Uber pop, el caballo de Troya del TTIP donde todos son autónomos y ninguno trabajador por cuenta ajena, cobran en negro y trabajan en un sector regulado sin estar autorizados, acaba de ser prohibida en Francia, un lugar donde los trabajadores, también los taxistas, no se andan con chiquitas como hemos podido ver estos días en la televisión, mientras una cuadrilla de defraudadores, pederastas, proxenetas y algunos deportistas dan patadas a un balón.

Ha sido condenada por "operar un negocio de transporte ilegal", el llamado UberPop, y sus directivos multados con casi 500.000 dólares de multa por "prácticas comerciales engañosas y complicidad en la operación de un servicio de transporte ilegal”.

El servicio UberPop también ha sido denunciado judicialmente en España, Italia, Bélgica y los Países Bajos aunque cuentan con beneplácito de Bruselas. Hay que recordar que la multinacional estadounidense reclutó a la ex comisaria europea Neelie Kroes para hacer lobby... y lo que se tercie.