martes, 21 de junio de 2016

Negociar a la china

Hidalgo vuelve a la carga

Hidalgo vuelve a la carga


Cada 45 días el prócer salmantino del turismo vuelve a machacar a la prensa con su salida a Bolsa. Y a hablar mal de los chinos y llorar en el hombro de Carmena, que también sabe de la característica astucia oriental, aunque a ella y a su grupo de esforzados podemitas le importa un bledo la Torre de España, sus pompas y sus obras.

Ahora el patrón de Globalia vuelve a recordar que quiere sacar el grupo a Bolsa a ver si alguien pica, mientras los jueces le aprietan los tornillos sobre el fraude de los billetes a las islas perpetrado, siempre presuntamente, por las mentes más preclaras de la compañía, que van de los 13 millones, ya depositados a toda prisa para ver si se quitan el "marrón" de encima, a los más de 20 millones que barruntan los peritos judiciales. Y de paso jura a los que le quieren oír que el conflicto de Air Europa Express es una tormenta en un vaso de agua.

O sea que nada nuevo bajo el sol del verano. Para septiembre, tras la rentrée, el patrón salmantino volverá a gritar su mercancia en la plaza digital y a quejarse de que los chinos, ven informes, escuchan milongas pero callan ofertas.