jueves, 16 de junio de 2016

Bye, bye, British

Brexit y turismo

El club del Brexit y el turismo insostenible


Ya conocemos a los británicos por su forma de viajar: hooliganismo, borracheras, peleas, gastar poco y reivindicar el fish & chips como producto estrella de un programa para gastropaletos como MasterChef.

Dicen que algunos de los que pueblan las costas españolas, del norte sobre todo, son cultos y sofisticados. Leyendas urbanas.

El triunfo casi seguro del Brexit, va a aliviar la presión del turismo insostenible en costa e islas. El año pasado nos visitaron, quince millones y medio de turistas británicos que se dejaron unos catorce mil millones de euros. Con la eventual depreciación de la libra que seguiría a la salida de la Unión, el número de turistas disminuiría notablemente.

Por no hablar de lo que puede suponer para los 300.000 residentes ingleses en España despojándolos automáticamente de servicios sociales y sanidad y desincentivando la compra de viviendas.

O sea que no hay mal que por bien no venga. Y como dijo Marx, Groucho, "no pertenecería nunca a club que admitiera gente como yo". ¿O era como ellos?