viernes, 15 de abril de 2016

Muerte (política) de un arrogante

El ministro de Turismo, pillado

El ministro de Turismo, pillado


No asistirá el viernes al Consejo de Ministros repudiado por los suyos, incluso por su amiguito del alma, Mariano Rajoy, envuelto en su manto de contradicciones, embustes, y medias mentiras y acorralado por la realidad de sus relaciones off shore de él y su familia.

Pero lo peor ha sido su trayectoria como ministro y como político, algo a lo que ya casi nos hemos acostumbrado.

 Adiós, Soria, al basurero de la historia. Con minúscula.