martes, 19 de abril de 2016

La prosaica Air France KLM

Hidalgo se resigna

Hidalgo se resigna


La Unión europea ha sido categórica: un grupo chino no puede comprar una aerolínea europea. En realidad nadie de  fuera de la propia Unión, 

O sea que adiós a fantasías exóticas o a fantasmales salidas a Bolsa. Hidalgo, el empresario de los Dreamliners, el hombre obsesionado con Iberia y con efectuar el sorpaso a la aerolínea de bandera, se va a tener que conformar con que su grupo acaba formando parte de una "vulgar" aerolínea, y él dejar los trastos para vegetar en su rincón favorito de la República Dominicana.

Pero antes tendrá que limpiar la casa. Tiene un sólido conflicto en los tribunales por el caso de los billetes de residentes y algunas otras querellas por el empleo de baja calidad por parte de los TCP's y pilotos. Y aclarar el futuro de su low cost, una especie que prolifera como hongos para alimentar los hubs europeos de sus hermanas mayores.