miércoles, 23 de marzo de 2016

Molembeek, capital del wahabismo

Arabia Saudí en el corazón de Europa

Arabia Saudí en el corazón de Europa


Tras el brutal atentado de Bruselas y el éxodo de refugiados de toda laya que quiere establecerse en Europa, sobre todo en los países que ofrecen mejores ayudas y subvenciones y no solamente refugio, vaya por delante nuestra solidaridad con los belgas.

El origen del conflicto hay que situarlo en la invasión de Irak por parte de Estados Unidos y sus intereses en la zona, la desestabilización de Yemen, Libia y Siria por parte de los suníes y sus aliados con los resultados que vemos hoy, la ocupación ilegal de Palestina por parte de Israel, las luchas entre suníes y chíes, el auge islamista en Turquía y su nuevo objetivo de convertirse en potencia regional neo otomana y el papel de gendarme y financiador del terrorismo de Arabia Saudí en manos de los wahabíes. Y petróleo, petróleo, petróleo...

De aquellos polvos estos lodos. Europa paga su falta de política exterior e interior, su vasallaje a los Estados Unidos y una política oportunista en el tema de inmigración y refugiados. Y mientras se clama contra países que ciertamente no son adalides en el tema de derechos humanos en América, se invita al palco del Bernabeu y a los resorts de Marbella a los que financian y apoyan el terrorismo islámico. 

Nuestra solidaridad con los ciudadanos de a pie que pagan siempre los conflictos neo coloniales, ya sea en Bruselas o en Irak