martes, 8 de marzo de 2016

Guiris de marca blanca

Morralla turística en España


La guerra que se libra en el ribera sur del Mediterráneo entre las distintas tribus y grupos islámicos y que llega al sultanato turco, ahora propulsado por su gestión de refugiados como forma de chantaje a la Unión Europea, hace que el turismo afluya a España de forma aún más masiva, pero con menos gasto.

El INE, la única autoridad realmente fiable junto con el Banco de España, al margen de las pseudo encuestas que perpetran los becarios de las consultoras, más falsas que las afirmaciones de Pablete Iglesias, lo deja bien claro: en enero el gasto medio de los turistas ha bajado un 6,9% y el diario un 0,7%.

Y la mayor bajada de gasto por turista la encabeza Alemania. Será por su annus horribilis que amenaza convertirse en racha: el piloto suicida, los coches trucados, el ocaso del Deutsche Bank, la crisis de los refugiados... 

Y ahora que la feria más importante del turismo, la ITB, abre en Berlín para festejar su 50 aniversario, los números del turismo emitido por el país anfitrión se tambalean.