martes, 2 de febrero de 2016

Un elefante maltratado mata un turista en Tailandia

Ko Samui en Tailandia

El animal se revolvió contra su maltratador


Un escocés ha resultado muerto en Ko Samui, un popular y abarrotado resort tailandés, cuando su conductor se bajó para hacer unas fotos con sus clientes montando un elefante y éste se negó a seguir sus instrucciones lo que le valió una tunda de golpes. El animal se revolvió contra los malos tratos y tiró a sus jinetes resultando muerto Gareth Crowe de 36 años y herida la hija de su pareja, de 16.

Es muy frecuente que los animales destinados a los turistas reciban malos tratos y pocos cuidados, por lo que se desaconseja vivamente utilizar sus servicios. 

En el Reino Unido ya hay operadores que se niegan a ofrecer tours o excursiones a lomos de elefantes y denuncian los tratos crueles hacia los animales. 

Es difícil que en España, un país que se ufana de su maltrato a los animales, -corridas de toros, salvajadas como las que se perpetran en Tordesillas y otros lugares-, se sigan estas prácticas, pero podríamos esperar que los viajeros que salen al extranjero sean algo más civilizados y sensibles que los que festejan su propia brutalidad torturando animales en los pueblos de la península.