lunes, 29 de febrero de 2016

Adiós al tres estrellas (superior)

Crecen los hoteles de lujo y urbanos

Crecen los hoteles de lujo y urbanos


Los tiempos de Spain is different y los tres estrellas superior ya quedaron atrás. Los hoteles que antaño llenaban de turistas los tour operadores europeos, situados casi siempre en las costas, de dos, tres estrellas e incluso una peladita, han cedido paso a los cuatro y cinco, mayoritariamente urbanos, que son los que han crecido el rondando el 50% desde que comenzó la crisis.

También es verdad que las tarifas se han ajustado drásticamente en los hoteles con más estrellas, que el año pasado llegaron a los cinco millones largos de pernoctaciones, mientras que los tres dos y una registraron tasas negativas de crecimiento.

La patronal del sector, la Cehat, reconoce la influencia de la inestabilidad en los países ribereños del Mediterráneo, pero se olvida de apuntar la influencia en el crecimiento de la devaluación del euro frente a dólar y libra.

Por otra parte, el turismo de lujo y los cinco estrellas son los menos afectado por el fenómeno de la economía desregulada como AirBnB y los apartamentos turísticos.

Como afirma Gonzalo González Jiménez de la Espada en su libro recientemente presentado, Evolución y retos del sector hotelero en España, ahora toca invertir, mejorar estándares y reagrupar un sector atomizado y con poco músculo financiero.