viernes, 19 de febrero de 2016

Adiós, adefesio, adiós

El Algarrobico desaparecerá

El Algarrobico, símbolo de destrucción del litoral, desaparecerá


El Supremo ha dictado sentencia no recurrible. El adefesio está levantado sobre suelo no urbanizable, sobre terrenos que pertenecen a la Junta de Andalucía y tras diez años de paralización e intensa batalla judicial, tendrá que ser demolido. Y es que, además, es muy feo.

El hotel invade los 100 metros de la franja pública marítimo terrestre en pleno Parque Natural Cabo de Gata, una de las maravillas de la costa andaluza. 

Fue la propia Junta de Andalucía y el ayuntamiento de Carboneras, ambos en manos de socialistas, quienes autorizaron la construcción de la mole en 2003. En Carboneras, rodeada del Parque, se levantan además un hidroeléctrica de carbón y una cementera, dos industrias altamente contaminantes con las que se quiso poner fin al secular atraso de una de las provincias más pobres del Estado y que luego, gracias al plástico comenzó un vertiginoso despegue no exento de polémica.

Esta sentencia se debe a los esfuerzos de los ecologistas andaluces y del resto del país.