viernes, 15 de enero de 2016

Los tiburones no sueñan con peces eléctricos

Un dron submarino atacado por los escualos

Los viernes un poco de relax

Un dron submarino atacado por escualos


Se trataba de un experimento en las aguas caribeñas de Guadalupe, una isla situada en el Pacífico mexicano. Se botó un dron en forma de cilindro, autopropulsado, y dotado de cuatro cámaras para estudiar el comportamiento de los grandes blancos en su territorio.

Y Remus, así se llamaba el sufrido robot, sufrió dentelladas de todo tipo, pero contribuyó a esclarecer el comportamiento agresivo y territorial de los tiburones, sobre todo cuando están a profundidad, algo que se desconocía hasta que las máquinas se adentraron en sus dominios.

Vídeo, imágenes: Woods Hole Oceanographic Institute