jueves, 7 de enero de 2016

Los depósitos a cuenta, verdaderos viajes de riesgo

Diaz Ferrán se quedó (presuntamente) los adelantos de sus clientes


Es el caso más sonado, pero se repite constantemente y es muy difícil que los afectados recuperen su dinero. 

Se entregan cantidades a cuenta para la reserva de un viaje o un billete, y la agencia quiebra, cierra o simplemente huye. Con el dinero de los clientes, claro. ¿Son esos los verdaderos viajes de aventura, con el riesgo de que se queden con tu dinero?

No es normal que la cantidad ascienda a 4,4 millones de euros, pero es que Diaz Ferrán era todo un profesional, jefe de la patronal y amigo personal de Esperanza Aguirre, la lideresa incorrupta, conocida como la Teflón, a la que no se pega nada por mucho que en su interior se cuezan chorizos de todos los tamaños y calidades, Púnica, Gurtel, Marsans... 

El fiscal acusa al prócer patronal de quedarse con 4,4 millones de euros de sus clientes por lo que le pide cuatro años de prisión. Marsans quebró dejando un pufo de 271 millones de euros y un dueño rico.

Aparte de las pequeñas estafas y de quiebras insolventes, los casos de Marsans, Orizonia, Air Comet... nos siguen recordando que a pesar de la obsoleta ley de viajes combinados, ya prácticamente reformada por la Unión Europea con  un proyecto muy polémico, sería imprescindible que las patronales del sector arbitraran una caución o seguro que cubriera las pérdidas, al menos en parte, de los clientes que se quedan sin viaje y sin depósito. O eso, o Viajes El Corte Inglés y similares seguirán creciendo a expensas de la credibilidad  y solvencia de los independientes.

Primero el ex patrón de patrones le echó la culpa al muerto, su antiguo socio ya fallecido, Gonzalo Pascual; luego a su sonotone, por lo que hubo que retrasar el juicio. Y por último a IATA. Sólo le ha faltado responsabilizar a Zapatero por la herencia recibida.

Parece que esta vez le va a caer algo más de cárcel de la que ya acumula, siete años.