miércoles, 30 de diciembre de 2015

Orizonia, de moroso a cobrador del frac

Orizonia de moroso a cobrador del frac

Al grupo quebrado le deben 17 millones de euros


Orizonia fue una de las mayores quiebras del turismo en España. Dejó 160 millones de euros de deuda y cinco mil trabajadores en la calle, mientras su fondo de capital riesgo, Carlyle, se salía de rositas tras contribuir no poco a su quiebra tras amortizar su inversión y dejar la compañía apalancada con los bancos. Una especie de secuela de Toma el dinero y corre pero sin Woody Allen y sin gracia, claro. Todo lo que ganaba, y los resultados eran positivos, iba a parar a las fauces de los bancos y ni con eso cumplía.

Pero siempre hay oportunistas que viendo la situación hacen lo  propio y se salen silbando de la escena, es decir se van sin pagar aprovechando la confusión. Concretamente Mundosenior, que dejó colgados casi un millón de euros, Iberia, casi 900.000, Europcar, 765.000 y la radio de los obispos, la COPE, 571.000 que seguro lo habrá destinado al culto, quizá a los Romanones u otros licenciados en Fenomenología del Cuerpo Humano.

Eso sí, gracias a la meteórica justicia española, la fecha del juicio por la quiebra sigue en el limbo. Y los juzgados no son capaces de identificar a los gestores de Carlyle, que dejó un pufito de 160 millones de euros. Mientras, sigue a la búsqueda de otros chollos, dicen que Hotelbeds de TUI. Que la COPE les coja confesados.