martes, 27 de octubre de 2015

La vida lamentable de Diaz Ferrán

Exige ser absuelto del caso Marsans

Exige ser absuelto del caso Marsans


El expresidente de la patronal e íntimo amigo de Esperanza Aguirre, Diaz Ferrán, adjudica a un muerto, su antiguo socio y amigo Gonzalo Pascual, la responsabilidad del default de Viajes Marsans en que se quedaron con 4,4 millones de euros que debían pagar a IATA, lo que provocó el cierre definitivo de la agencia más antigua de España.

El hecho de que en ese momento fuera presidente solidario de Grupo Marsans, -Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol,- no tendría nada que ver, ya que por aquel entonces estaba dedicado cien por cien a la comunicación en la patronal CEOE, afirmando que había que trabajar más y cobrar menos.

Exactamente lo contrario de lo que él hacía, además de algunos otros hechos ilícitos con sus secuaces, Ivan Cabo y Ángel Losada, que le están valiendo algunos años de cárcel y una vida "lamentable".