lunes, 26 de octubre de 2015

Cinco muertos contemplando ballenas

Naufragio en Canadá

Naufragio todavía inexplicado en la Columbia Británica


Todavía no se conocen las causas que han provocado el naufragio de un barco de avistamiento de ballenas, el Leviathan II, que operaba en un conocido resort turístico canadiense, Tofino, en la costa de la Columbia Británica, aunque no se descarta que se haya podido deber a una embestida, casual o no, de un cetáceo. El tiempo era bueno y el estado de la mar en calma.

A bordo iban 27 personas entre turistas y tripulación y el capitán consiguió poner a salvo y subir a una de las lanchas salvavidas a ocho de ellas que flotaban a la deriva.

Inmediatamente se montó un dispositivo de búsqueda y salvamento con numerosos barcos y helicópteros. Los supervivientes fueron dados de alta y unos pocos se recuperan de la hipotermia en hospitales de la zona. No se teme por sus vidas. 

Es extremadamente raro que un cetáceo embista un barco de avistamiento que no suelen alejarse más de cinco millas de la costa, aunque en mar abierto se han dado infinidad de accidentes, sobre todo con pequeños y medianos veleros. El Leviathan II tenía una eslora de 65 pies, unos 21 metros.

Tofino, en la costa oeste canadiense