lunes, 5 de octubre de 2015

Aviación española, oración, despedida y cierre

El segundo país turístico se queda sin aerolíneas

El segundo país turístico del mundo se queda sin aerolíneas


Si no es ahora lo será en breve y es francamente difícil que siga siendo española. Nos referimos a Air Europa que está a punto de pasar a manos chinas del grupo HNA, si a Hidalgo no le da la penúltima ventolera, con la condición de que los hijos del salmantino abandonen del todo Globalia tras un culebrón familiar que lleva durando un montón de años.

Iberia y Vueling son cien por cien británicas en la gestión y en la decisión estratégica y las líneas chárter, antes buque insignia, han sido sustituidas por las low cost, con algunas excepciones de tour operador a los manidos destinos caribeños como Evelop y Wamos.

Es decir, que mientras ponemos la mano de obra, -y es un decir porque los pilotos y los TCP, la más cualificada, cada día son de donde menos cobren-, hemos perdido el transporte, una de las patas que sustentan la principal industria patria, el turismo que se lleva el 11% del PIB y con trazas de seguir creciendo, mientras la guerra en la otra orilla del Mediterráneo continúe su siniestra progresión.

El ministro Soria mientras tanto, callado como el pequeño de los Hermanos Marx. Será que está pensando en cómo no decir nada del grupo Volswagen dos meses antes de que le boten y pueda optar a algún puestecito en algún Consejo. Aunque sea de una empresa automovilística...

Siempre nos quedarán los camareros.