martes, 8 de septiembre de 2015

Vivir como ricos, cueste lo que cueste


Diaz Ferrán en el juicio

Diaz Ferrán y sus secuaces, condenados a cárcel


Según la sentencia  "la situacion patrimonial amenazaba el altísimo nivel de vida que hasta entonces ambos llevaban, por lo que decidieron salvar de las ejecuciones a las que se veían avocados la mayor parte de los bienes, mediante un sistemático vaciado de su patrimonio personal y empresarial, todo ello en evidente perjuicio de los acreedores". 

Para ello, en 2010 contactaron con el grupo liderado con De Cabo, que se dedicaba al vaciamiento de sociedades en perjuicio de los acreedores, la última Nueva Rumasa cuyo estafador en jefe, Ruiz Mateos, acaba de morir en Madrid.

Diaz Ferrán, el ex presidente de la patronal, su hijo Gerardín, Losada, Del Cabo... todos reciben penas de cárcel, por vaciamiento legal de la empresa para no renunciar a sus privilegios de ricos, cazar, a menudo con el Rey, pasear en yate, guardaespaldas, coches de lujo etc...

Cárcel para algunos
Los deudores cobran algo: Diaz Ferrán deberá indemnizar con 450.000 euros a Meliá Hotels International, Viajes Iberojet, AC Hoteles y Pullmantur y en el caso de que el arbitraje internacional, CIADI, fallara a favor de Diaz Ferrán en contra de Aerolíneas Argentinas por la expropiación "a la argentina" que con la complicidad de los sindicatos peronistas llevó a cabo el gobierno de Kichner, el juez ordena que el dinero vaya a parar a la masa concursal.

Su ansia de seguir viviendo como un nuevo rico de la España del pelotazo ha acabado con sus huesos en la cárcel. Y con los de su hijo. Ahora pide para tabaco.