lunes, 21 de septiembre de 2015

Viaja como puedas, el insulto final

La descacharrante pareja Alonso-Soria

La descacharrante pareja Alonso-Soria


Del primero se puede decir que acaba de llegar al cargo, pero el engreído ministro de Turismo, -bueno, de lo que sea-, lleva toda la legislatura haciendo el ridículo en su doble vertiente de Industria y Turismo, pero ha puesto la guinda a su gestión con el fallo, nunca mejor dicho, del Imserso. De la señora Borrego nadie sabe nada. Desde hace casi cuatro años.

Además, le ha prestado un nuevo dolor de cabeza a su jefe de filas, justo cuando se avecinan elecciones cruciales para el país o los países que seremos a finales de año. 

Ni más ni menos que dejar a un millón de viajeros sociales, los de la tercera edad, sin vacaciones de invierno y amenazar miles de puestos de trabajo en más de 300 hoteles, además de quedar en ridículo por la patente discrecionalidad del fallo del concurso señalada por el tribunal de Hacienda.

La guerra entre Iberia y Air Europa, de eso se trata en definitiva, está servida y calentita. ¿Qué se fallará ahora?

1.-Que el concurso estaba ajustado a derecho y Globalia se queda el pelotazo.
2--Que en efecto, el fallo era subjetivo e incorrecto y se le debe adjudicar la oferta a Iberia que además, es mucho más barata, 22 millones de euros nada menos.
3.-Tirar por la calle de en medio y repartir la tarta. Eso es lo que le pediría el cuerpo a nuestro registrador de la propiedad favorito, siempre de perfil.

En cualquier caso, el ministro del ramo ha puesto colofón a una gestión espantosa que solo se ha salvado gracias a los atentados en países de la competencia mediterránea, a la devaluación del euro y al turismo low cost que practica España, que sigue siendo más diferente que nunca.