miércoles, 2 de septiembre de 2015

Uber cuestionada por sus propios "trabajadores"

Conductores de California en pie de guerra

Conductores de California en pie de guerra


No se trata de una revuelta en un país europeo socialdemócrata, sino del corazón del capitalismo más posmoderno del orbe, San Francisco, California. Y no se trata de taxistas embravecidos por la competencia desleal, sino de los propios conductores "libres" de la start up.

Allí un juez, Edward Chen, ha decidido admitir la denuncia contra Uber, demandada por el abogado Shannon Liss-Riordan que representa a decenas de conductores que refutan ser trabajadores libres como dice la empresa sino que afirman ser asalariados de pleno derecho con todos los privilegios que concede la ley, cotizaciones a la seguridad social, prestaciones sanitarias, etc.

Uber, como AirBnB se considera un simple intermediario entre conductores y clientes siguiendo el modelo de la empresa de mensajería Fedex, el de la economía desregulada, que se quiere ahora imponer a Europa con motivo de la crisis y el TTIP, tratado secreto que negocian la Unión Europea y Estados Unidos.