lunes, 28 de septiembre de 2015

Todos los caminos conducen a Santiago y uno a Moncloa

El Camino sopesa hacer Xacobeo 2016

El Camino sopesa hacer Xacobeo 2016


El asesinato de una peregrina estadounidense y la vasta operación que la llamada del senador McCain, antiguo candidato a la Casa Blanca, realizó conminando a las autoridades a intensificar la búsqueda del cadáver, volvieron a poner de actualidad el Camino de Santiago, uno de los recorridos a pie más famosos del mundo, tanto para creyentes como para laicos, ateos y devotos de otras religiones

Se trata de uno de los recorridos más rentables del planeta en torno a un mito de la antigüedad que mueve miles de peregrinos en los cada día más numerosos recorridos por toda la geografía española, Primitivo, Aragonés, Inglés, Francés, de la Plata... Hay incluso uno que comienza en Almería, el audazmente denominado Camino Mozárabe.  

En Galicia suma ocho rutas en  que integran 1.300 kilómetros que afectan a más de 100 municipios. En el año 2014 pasaron por algunos de ellos 236.000 peregrinos, y la mayoría son ya extranjeros. Según la directora de turismo de Galicia, Nava Castro,  el principal activo del turismo en Galicia es la peregrinación que evita el envejecimiento, el declive demográfico y la despoblación e impulsa una nueva economía que atrae habitantes y que asienta la población local.

En el último año Xacobeo, 2010, el impacto sobre el PIB fue de entre 5 y 6 décimas, según el BBVA con un volumen de turismo adicional de 1,5 millones de personas, que gastan de media 98 euros diarios y una estancia media en Galicia de 2,2 días, duplicando el gasto total de un año no Xacobeo.

De las Zorreras a Santiago
De Las Zorreras a Santiago
Por eso, aunque no toca oficialmente hasta 2021, cuando Santiago vuelve a caer en domingo, las autoridades gallegas están pensando en declarar extraordinariamente 2016 como xacobeo. Y para lubricar el hecho Alberto Nuñez Feijóo ha decidido invertir 56 millones de euros dentro del Plan Director para el Camino 2015-2021. 

Y lo hace mirando de soslayo a la Moncloa, porque si Rajoy repite el fracaso del plebiscito catalán, Feijóo es uno de los candidatos mejor colocados para recoger el testigo que dejaría tembloroso el registrador pontevedrés.