viernes, 11 de septiembre de 2015

Primer premio: no volar a Venezuela

Conviasa deja tirados en Barajas a 600 pasajeros


A veces lo malo, puede convertirse en bueno. La línea aérea bolivariana ha dejado tirados en diversos hoteles de la capital a 600 pasajeros.

También les ha privado del equipaje, ya facturado y presuntamente almacenado en la aeronave.

Los vuelos del martes y jueves pasado han sido retrasados sine die y al parecer este mismo viernes un empleado de la compañía ha anunciado que 287 pasajeros podrán volar con Iberia a la capital chavista-madurista.

El gobierno permite a sus nacionales gastar cuando viajan al extranjero un máximo de 1949 euros. Y toman nota de la fecha de regreso para cortarles el uso de sus tarjetas de crédito cuando llega el día de la vuelta a la patria.

O sea que los damnificados están sin mudas y sin dinero desde el pasado martes. Por supuesto, Conviasa no sabe, no responde. Pero hay días en que no regresar a Venezuela son mejores que otros.