viernes, 18 de septiembre de 2015

No sin mi gata (o perro)

NO sin mi gata
Los viernes, un poco de relax

Viajar con los peludos

En España hay aproximadamente unos siete millones de perros y gatos, casi un millón y medio más de los primeros que de los segundos, un negocio redondo que mueve millones de euros. Se calcula que cada dueño gasta una media de 1000 euros anuales en su mascota.

Y cada vez que se viaja resulta un problema, tanto dejar al animal en casa como viajar con él, porque muy poca gente confía en los refugios y "residencias" de paso, y los realmente buenos y certificados son caros, unos 20 euros diarios por perro y la mitad si es gato.

Pero cada día hay más facilidades para viajar con nuestras mascotas, en medios de transporte y en hoteles y residencias. Hay numerosas páginas web donde consultar y reservar hoteles donde admitan mascotas, casi todas las grandes facilitan la información, y cada día crece la sensibilidad -y el negocio-, que se mueve en torno a los animales. Dos páginas particularmente útiles son Sr Perro y Se Admiten Mascotas.

En la economía desregulada como AirBnB no son muy sensibles al tema.  Sólo se puede comprobar si en ese alojamiento vive alguna mascota (tanto si el anfitrión permite que el huésped lleve la suya como si no) echando un vistazo a la descripción del apartado "Tiene mascotas". Este campo solo aparecerá en caso de que haya animales.
No sin mi perro

Por zonas geográficas, Navarra y La Rioja son áreas particularmente proclives a nuestras mascotas y donde es fácil encontrar la información respecto a ellas en páginas webs y turísticas, tanto privadas como institucionales.

En las líneas aéreas crece también la facilidad para el transporte de animalitos. Iberia destaca como una de las mejores y acaba de lanzar una campaña publicitaria con el tema. Pueden viajar en cabina si pesan, con jaula, menos de ocho kilos y el problema es que sólo se admiten dos mascotas por aeronave. Cuesta 25 euros por trayecto en el caso de vuelos interiores, 50 si el destino es Europa y 150 si es América.

¿Qué aerolínea es la peor en este aspecto? En efecto, lo han adivinado, Ryanair.

En Renfe el peso máximo asciende a diez kilos. En trenes AVE, larga y media distancia es necesario sacar un billete específico para ellas, con un coste del 25 por ciento de la tarifa ordinaria válida en ese trayecto. De la medida sólo se escapan aquellos pasajeros que lleven su mascota en Clase Club o Preferente. En Cercanías viajan gratis. En todos los casos, la mascota tiene que ir en un bolso o contenedor adaptado y sujeto a unas medidas determinadas.

Desde hace pocos años, compañías  de autobuses tan importantes como Avanza y Alsa permiten que viajen perros y gatos, pero siempre en sus maleteros y nunca en cabina.

Y en el tema de los taxis, eTaxi se declara amante de las mascotas permitiendo su transporte en toda su flota. 

Para finalizar, nunca, nunca, nunca acerques siquiera a tu peludo amigo a Tordesillas por razones obvias. Ni a ti mismo si tienes algo de sensibilidad humana.

No acercarse nunca a Tordesillas