martes, 1 de septiembre de 2015

El tornillo sin fin de Viajes Halcón

JJ Vorágine Hidalgo

Franquicias, asociadas, presenciales e Internet


La vorágine Hidalgo continúa su larga marcha. Primero se cerraron agencias porque no eran rentables. Luego se franquiciaron agencias porque no eran rentables, pero a los franquiciados, que son muy ahorrativos, sí les iba a ser rentable. 

La operación fue un fracaso en toda regla y el número de puntos de la red Halcón bajó en picado hasta las mil entre propias y de Ecuador, contando Portugal.

Ahora se quiere lanzar la nueva figura de agencia asociada, con más independencia de los asociados, y con menos responsabilidad del grupo franquiciador se entiende, porque quieren duplicar la red en tres años.

Todo esto tras una crisis que ha cercenado el número de agencias de viaje en España, desde cerca de las 12.000 en plena euforia de la burbuja hasta las 5000 actuales, todavía superando a un país netamente emisor como Alemania en la ratio agencia por habitante.

Y el patriarca y presidente del grupo sigue insistiendo en que lo que tiene valor es Air Europa y que el modelo de agencia de viajes presencial no tiene futuro "porque cada vez se compra más por Internet". Por cierto, de la salida a Bolsa, y más con la que está cayendo, mejor ni hablamos.

Debe ser que las agencias presenciales son muy buenas para los emprendedores que se quieren jugar su dinero, pero muy malas para las grandes redes que no están dispuestas a arriesgar el suyo.